El Gobierno federal comenzó a enviar el martes por la noche los cheques de estímulo del nuevo paquete de alivio por COVID-19 aprobado recientemente por la Casa Blanca y el Congreso, mientras el Senado aún se encuentra en un estancamiento provocado por el líder de la mayoría Mitch McConnell que bloqueó una votación sobre el posible incremento de los pagos directos de 600 a 2,000 dólares.

En un comunicado, el Departamento del Tesoro informó que los individuos elegibles recibirán la segunda ronda del pago directo de una cantidad de 600 dólares, la cual puede incrementar a 1,200 dólares para parejas casadas y otros 600 dólares para cada hijo elegible.

El departamento enfatizó que “esta segunda ronda de pagos se distribuirá automáticamente, sin ninguna acción requerida por los individuos elegibles”.

Asimismo, explicó qué sucedería si se aprueba en el Senado un incremento en el cheque de estímulo.

“Si se aprueba una legislación adicional para proveer un incremento en la cantidad, los pagos de impacto económico que han sido emitidos serán rematados tan pronto sea posible”, aclara el comunicado.

Los primeros en recibir el cheque de estímulo el pasado martes en la noche fueron las personas elegibles que tienen registrada su cuenta bancaria en el Servicio de Rentas Internas.

El Departamento de Tesoro señaló que este miércoles comenzaría a enviar los cheques en papel para el resto de los beneficiarios.

Ve también:

Aumenta presión a republicanos por cheque de 2,000 dólares

Colorado confirma primer caso de nueva variante de coronavirus en EEUU

Hospitalizaciones se estabilizan en partes de California

- Advertisement -