jueves, julio 29, 2021

¿Por qué se celebra el Año Nuevo el 1 de enero?

La disposición de celebrar el Año Nuevo el primero de enero data de 1582, cuando el papa Gregorio XIII ordenó instaurar tal fecha como el inicio del calendario gregoriano (de ahí su nombre) que sustituyó al juliano, el cual fue introducido por Julio César en el 46 a.C.

En un decreto datado del 24 de febrero de 1582, el papa Gregorio XIII dispuso que el Año Nuevo se celebrara con el inicio del calendario gregoriano para todos los países católicos.

La incorporación del nuevo calendario y su inicio se llevó a cabo lentamente por los países católicos, hasta que finalmente se aceptó en todo el mundo.

El calendario gregoriano se originó a través de dos estudios realizados por científicos de la Universidad de Salamanca, los cuales fueron enviados a la Santa Sede. El primero fue rechazado y el segundo fue finalmente aceptado por el Vaticano, en 1578. Cuatro años después, el papa dio la orden de sustituir el calendario juliano que ya llevaba más de 15 siglos.

En el juliano, el Año Nuevo comenzaba el 21 de marzo o el 1 de abril, porque el calendario juliano tenía como primer mes a marzo (en latin Martius); enero (en latín Ianuarius) estaba en el número 11, el cual corresponde con noviembre del gregoriano.

Errores de cálculo en el juliano

El cambio de calendario fue provocado por algunos problemas con el juliano, como tener demasiados años bisnietos, que causaron que en el 1500 la primavera llegara con 10 días de antelación.

La causa de esta falla en el calendario se descubrió cuando se dieron cuenta de una falla en los cálculos, lo cual provocaba que las fechas de los solsticios y los equinoccios se retrasaran. El mal calculo hacía que se tenía que agregar un día cada 128 años.

El nuevo calendario fue conocido como «Lunario Novo según la nueva reforma», así llamada por el papa Gregorio XIII a la hora del decreto con la bula Inter gravissimas.

El Akitu, celebración de Año Nuevo más antigua

El precedente más antiguo de la celebración del Año Nuevo se remonta hasta casi 4,000 años, con la celebración de El Akitu, una fiesta babilónica. Desde ese momento, el Año Nuevo se ha celebrado en todo el mundo.

En Roma, durante el calendario juliano, el año nuevo se celebraba en el mes de Ianuarius (noviembre en el gregoriano), en honor a Jano, el dios de los comienzos, las transiciones y los finales.

Después, en la Edad Media, los cristianos, para eliminar la herencia pagana de los romanos, decidieron utilizar el 25 de diciembre, los días anteriores al inicio del mes de Ianuarius y celebración de nuevo ciclo, como el nacimiento de Jesús, y el inicio del año juliano, que comienza en marzo (martius), por el día de la anunciación.

Los últimos en incorporar el calendario gregoriano fue Gran Bretaña en 1752 y Rusia hasta 1917.

Te interesaría:

Cinco datos curiosos sobre la Navidad

Los mejores platillos para una Navidad vegana ¡y latina!

- Advertisment -

Lo Último

Conéctate

1,141,948FansMe gusta
35,330SeguidoresSeguir
1,270,000SuscriptoresSuscribirte
- Advertisment -