domingo, julio 25, 2021

Biden planea luchar contra el cambio climático como nunca lo ha hecho un presidente de EEUU

Escrito para The Conversation por Bill Ritter Jr., de la Universidad Estatal de Colorado. Traducido por Diego Torres Rodríguez.

Joe Biden se está preparando para lidiar con el cambio climático de una forma en que ningún otro presidente de Estados Unidos lo ha hecho: movilizará a toda su Administración para atacar el reto desde todos los ángulos en una manera estratégica e integrada.

La estrategia es evidente gracias a las personas que Biden ha escogido para su gabinete y roles en el alto liderazgo: La mayoría tiene un historial de incorporar preocupaciones sobre el cambio climático en un amplio rango de sus políticas y tienen experiencia en asociarse con otras agencias y niveles de gobierno.

Esas habilidades son cruciales, porque se requiere un enfoque exhaustivo y coordinado para disminuir la velocidad del cambio climático.

Eso lo hicimos con la energía cuando era gobernador de Colorado y les puedo decir que no es sencillo. Las políticas en energía no son sólo sobre electricidad. Es sobre cómo se construyen las casas, cómo generan energía y alimentan la corriente y cómo evolucionan los sectores del transporte, de la industria y la agricultura. Es sobre regulaciones, reglas de comercio, compras gubernamentales y financiamiento para investigaciones para la innovación. La coordinación y colaboración entre las agencias y diferentes niveles de gobierno es crucial.

Un enfoque coordinado también ayuda a asegurar que las poblaciones vulnerables no sean pasadas por alto. Biden se ha comprometido a ayudar a comunidades en desventaja que muy frecuentemente han tenido que soportar lo más severo de la contaminación por la industria de combustibles fósiles, así como para aquellos que han perdido trabajos en el área de combustibles sólidos.

La profundidad de experiencia del equipo Biden-Harris será vital mientras ocupen el lugar del Gobierno de Trump que ha estado eliminando la especialización de las agencias, así como ha eliminado las protecciones ambientales. Con los demócratas ganando el control de la Cámara de Representantes y del Senado, el Gobierno de Biden puede tener una mejor oportunidad de revisar leyes, financiación e incentivos fiscales en manera que podrían transformar de manera fundamental el enfoque de Estados Unidos sobre el cambio climático.

Aquí están unos de los principales retos y lo que podría significar «tener todas las manos del mazo».

Lidiar con el desmantelamiento de las políticas climáticas

Desde sus primeros días, el Gobierno de Trump comenzó a intentar a anular o debilitar las regulaciones ambientales de Estados Unidos. Para noviembre del 2020, desmanteló 84 reglas ambientales, incluyendo importantes políticas climáticas, y se estaba intentando desmantelar más leyes, según el análisis del New York Times de una investigación de las escuelas de ley de Harvard y Columbia,

Muchas de estas leyes estaban diseñadas para reducir la contaminación climatica de calentamiento por las plantas de energía, carros y camiones. Muchas de éstas redujeron las emisiones de metano, un potente gas invernadero, de la producción de gasolina y gas. El Gobierno de Trump también se movió para abrir más tierra para la perforación, para minas y gasoductos.

Algunas de los retrocesos de las leyes han sido retados en la corte y las reglas se han reinstaurado. Otras siguen siendo litigadas. Muchas requerirán de los procesos del Gobierno para hacer leyes para poder revertirlas.

Presionar a otros países para tomar acción

Biden puede traer de regreso a Estados Unidos al acuerdo internacional de Paris, por medio del cual países de todo el mundo acordaron reducir las emisiones de gases invernadero que provocan el calentamiento global. Pero reestablecer el rol de liderazgo de la nación con la comunidad internacional es un recorrido mucho más largo.

El exsecretario de Estado, John Kerry, liderará este esfuerzo como un enviado especial para el cambio climático, una nueva posición de nivel gabinete con un asiento en el Consejo de Seguridad Nacional. Otras partes del Gobierno también pueden presionar a otros países para que tomen acción. El financiamiento internacional en desarrollo puede animar acciones amigables con el clima, y acuerdos comerciales y tarifas puedes establecer reglas de conducta.

Limpiar el sector de energía

El plan climático Biden-Harris apunta a cortar las emisiones de gas invernadero del sector de energía a un cero neto para el 2035.

Mientras que los 62 principales servicios públicos en Estados Unidos tienen sus propias metas de reducción de emisiones, la mayoría de líderes en ese sector argumentarían que requerir emisiones a un nivel neto de cero para el 2035 es demasiado y muy pronto.

Un problema es que los estados están frecuentemente más involcurados en regular el sector de energía que el Gobierno federal. Y, cuando las regulaciones federales son aprobadas, frecuentemente son retadas en la corte, lo que significa que podrían pasar años para que se implementen.

Reducir los gases invernadero requerirá la modernización de la coriente de transmisión de la electricidad. El Gobierno federal puede optimizar el proceso para permitir más energía limpia, como la energía solar o de viento, a la corriente. Sin esa intervención, podría tomar una década o más para permitir una sola línea de transmisión.

Qué hacer sobre los carros, edificios y AG

El sector de energía puede ser el sector más fácil para «descarbonizarlo». El sector de transporte es otra historia.

El transporte es ahora el líder en emisiones de dióxido de carbono de la nación. Descarbonizarlo requerirá una transición fuera de la combustión interna en un periodo de tiempo relativamente corto.

Otra vez, este es un reto que requiere muchas partes y niveles del Gobierno para trabajar por una misma meta. Requerirá expandir el transporte libre carbono, incluyendo más vehículos eléctricos, estaciones de carga, mejor tecnología de baterías y energía limpia. Eso involucra regulaciones y financiamiento para la investigación y desarrollo de múltiples departamentos, así como acuerdos comerciales, incentivos fiscales para vehículos eléctricos y un cambio en la manera en que el Gobierno compra vehículos. La Agencia de Protección Ambiental (EPA) puede facilitar estos esfuerzos, como cuando la EPA de Trump revocó la habilidad de California para poner estándares de emisiones más altos, algo que el Gobierno de Biden restaurará rápidamente.

Los otros sectores «difíciles de descarbonizar», construcción, industria y agricultura, requerirán sofisticación y colaboración entre todos los departamento federales y agencias como ningún otro esfuerzo previo a través del Gobierno.

Un nuevo proyecto de ley exhaustivo sobre el clima

La mejor manera para atacar estos sectores sería un proyecto de ley climático exhaustivo que use algún mecanismo, como un estándar de energía limpia, que ponga un límite en las emisiones y que se haga más riguroso con el tiempo. Aquí, el problema yace más en las políticas del momento que en otra cosa. Biden y su equipo tendrán que convencer a legisladores de estados que producen combustibles fósiles para trabajar en estos esfuerzos.

El control demócrata del Senado eleva las oportunidades de que el Congreso pueda aprobar una legislación climática exhaustiva, pero eso no está dado por hecho. Hasta que eso suceda, Biden tendra que confiar en las agencias que emitan nuevas reglas, las cuales son vulnerables de que sean revocadas por Administraciones futuras. Es como jugar ajedrez sin reinas o torres.

Años de postergación han permitido que el calentamiento global aumente tanto que muchos de sus impactos podrían ser irrevertibles en el futuro cercano. Para lograr estos ambiciosos objetivos, el Gobierno necesitará a todos, progresistas y conservadores, líderes estatales y locales, y el sector privado, para trabaja con ellos.

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation.

Ve también:

Biden llama a turba trumpista “terroristas domésticos”

Biden promete regreso a la normalidad con su presidencia

- Advertisment -

Lo Último

Conéctate

1,141,948FansMe gusta
35,327SeguidoresSeguir
1,270,000SuscriptoresSuscribirte
- Advertisment -