Paulina Rubio enfrenta deuda millonaria por impuestos, quizá debido a que los conciertos presenciales están detenidos por la pandemia y los ingresos han disminuido considerablemente, por ello, la cantante enfrenta una verdadera cuesta de enero y no ha cubierto la millonada que paga por concepto de impuestos anuales de la residencia que habita en Miami.

Así lo muestran los documentos a los que Ventaneando tuvo acceso, mismos que dan fe de que la propiedad valuada en más de 7 millones de dólares le implican un desembolso de impuestos por más de 117 mil dólares.

Por cierto, la empresa a cuyo nombre está la propiedad lleva por nombre P. Blonde de la que Paulina Rubio es manager, aunque ésta se encuentra inactiva desde abril de 2019 y podría haber perdido su registro por no haber presentado el reporte anual de actividades. Desde entonces.

La propiedad que Paulina ha compartido con los dos padres de sus hijos Nicolás Vallejo-Nájera y Gerardo Bazúa data de 1996, cuando la cantante compró el terreno por 520 mil dólares, en aquel entonces era pareja del español Ricardo Bofíl, quién fue el arquitecto de la residencia. Paulina la adquirió a nombre de su compañía Ananda Florida Inc, de la cual Paulina y su mamá Susana Dosamantes eran directoras, pero la compañía quedó inactiva en 2015 y la propiedad pasó a nombre de la corporación P. Blonde en octubre de mil 2017.

La deuda por impuestos de la casa se suma la que Paulina también se suma a la que tiene con una compañía de tarjetas de crédito por 24 mil 500 dólares, así como a los constantes gastos en los que la cantante ha incurrido en los últimos años por concepto de abogados para enfrentar los conflictos, principalmente, con su exmarido Nicolás Vallejo y a la manutención íntegra de sus hijos, para los cuales, se sabe, no recibe ayuda de ninguno de los padres.

Paulina Rubio enfrenta deuda millonaria por impuestos:

Más de Ventaneando:

Disfruta tus contenidos preferidos en AZTECA MÁS y descarga la app:

Azteca Más
https://www.aztecamas.com/
- Advertisement -