El quarterback de los Chiefs Patrick Mahomes sigue bajo los protocolos de conmoción cerebral de la NFL, pero entrenó el miércoles de manera limitada, alimentando las esperanzas de que el reinante Jugador Más Valioso del Super Bowl dispute el duelo por el campeonato de la AFC el domingo ante Buffalo.

Los Chiefs normalmente realizan una práctica ligera a mitad de semana, con poco contacto, antes de aumentar la intensidad con su entrenamiento más largo el jueves. Tras el ensayo, el entrenador en jefe Andy Reid dijo que su proceso encajó perfectamente con lo que podía hacer Mahomes.

“Se ve bien”, dijo Reid. “Está siguiendo el protocolo, entonces sólo puede hacer ciertas cosas, pero realizó todos los ejercicios y se sintió bien. Vamos a seguir los protocolos tanto como podamos”.

Hay cinco pasos en los protocolos de la liga para volver a jugar: descansar hasta que los síntomas permitan comenzar ejercicios cardiovasculares; entrenamiento de estiramiento y equilibrio supervisado por el equipo médico; incremento de los ejercicios incluyendo entrenamientos de fuerza bajo supervisión; regresar a las actividades de fútbol sin contacto; y finalmente, el jugador recibirá la autorización del equipo médico y un examen neurológico independiente que le permitirá entrenar y jugar.

Reid no aclaró en qué paso se encuentra Mahomes, pero el trabajo que describió coincide con el cuarto paso. Si todo sale bien, el quarterback podría ser autorizado para participar en la práctica completa el jueves o viernes.

Conmoción de Mahomes en partido ante Browns

Mahomes sufrió la conmoción en el tercer periodo en el triunfo del domingo 22-17 ante los Browns de Cleveland por una tacleada alrededor del cuello.

Chad Henne terminó el partido y podría ser titular en caso de que Mahomes no esté disponible para enfrentar a los Bills.

“Definitivamente no es lo más fácil si no realizas los ejercicios durante la semana”, reconoció Henne, “pero mentalmente te tienes que mantener en ese lugar”.

El posible regreso de Mahomes fue una de varias buenas noticias sobre lesiones para Kansas City.

El defensive back Bashaud Breeland, que también abandonó el juego ante los Browns con una conmoción, realizó ejercicios limitados después de que los Chiefs pasaron de trabajar en el exterior al interior debido al fuerte viento.

El corredor Clyde Edwards-Helaire y el receptor Sammy Watkins también entrenaron el miércoles, lo que quiere decir que los Chiefs podrían contar con todos su arsenal ofensivo por primera vez en semanas.

Ve también:

¿Quiénes se presentarán en el Super Bowl 2021?

NFL: Quedan definidas finales de conferencia

Chofis López confirma que llegará a San Jose Earthquakes

- Advertisement -