La transición de poder del presidente Donald Trump a Joe Biden, que se llevó a cabo el próximo 20 de enero, tendrá impactos importantes sobre la economía de todos los estadounidenses con las nuevas propuestas político-económicas del presidente entrante, aunque algunas recaerán más, ya se de manera positiva o negativa, sobre la población hispana que habita el país.

Política fiscal

Una de sus propuestas más polémicas es el aumento de impuesto para las personas con altos ingresos, específicamente a aquellas que tengan ingresos de más de 400,000 dólares anuales. Esta política no afectaría de ninguna manera a una gran mayoría de personas, ya que, de acuerdo con fuentes de NBC, sólo constituye el 1% de la población. Por lo tanto, esto sólo sería un problema para los hispanos con ingresos superiores a los 400,000 dólares.

Por otra parte, los incrementos fiscales a ganancias salariales bajo una tasa de ingreso tradicional, así como al aumento fiscal en ingresos corporativos obtenidos en el extranjero sí podrían afectar a los inversores hispanos, así como a dueños de negocios.

De manera positiva, la política económica de Biden podría traer más ingresos para la comunidad hispánica y latina mediante el aumento del salario mínimo a 15 dólares, propuesta que ha sido enarbolada exhaustivamente por el senador por Vermont Bernie Sanders, quien se convertirá en el presidente del Comité de Presupuesto del Senado.

Entérate: Biden planea luchar contra el cambio climático como nunca lo ha hecho un presidente de EEUU

Educación bajo Gobierno de Biden

El plan de la Administración de Biden para la educación parece constar de únicamente beneficios no sólo para estadounidenses sino también para los hispanos.

Entre sus propuestas más importantes están la intención de que las universidades comunitarias (community colleges) sean gratuitas; perdonar una parte de la deuda de préstamos estudiantil, la cual, según la última estadística en el 2020, alcanzó la exorbitante cifra de 1.56 billones de dólares, la cual está adeudada por alrededor de 45 millones de personas que pidieron prestado para poder cursar su educación universitaria.

Durante las campañas para la presidencia, algunos candidatos, como Elizabeth Warren y Bernie Sanders, habían prometido que intentarían perdonar toda la deuda estudiantil. Biden, más bien moderado, ha propuesto perdonar al menos una parte de la deuda.

El plan de Biden para una educación más accesible también encuentra un espacio para ayudar a las familias hispanas. En sus propuestas informa que hará que sea gratis la universidad pública para las familias de bajos salarios.

Inmigración, un reto tras cuatro años de Trump

Uno de los principales temas en inmigración, y uno de los más atacados por Trump, es el de DACA, el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, que ha beneficiado a aproximadamente 800,000 jóvenes indocumentados en todo el país desde que fue creado el 15 de junio del 2012 bajo el Gobierno de Barack Obama, que tenía como vicepresidente a Joe Biden, ahora el próximo mandatario de la nación.

En resumen, Biden tiene como propósito restaurarlo por completo y abrir la ayuda federal para ayudar a los “dreamers” para que puedan costear sus estudios.

En un aspecto también muy importante para todos las personas que vivieron con temor el mandato de Trump debido a posibles deportaciones, Biden tiene una estrategia para que once millones de inmigrantes sin papeles puedan tener un camino a la ciudadanía por medio de una revisión y que demuestren que estén al día con sus impuestos y que tengan una verificación de que no tienen antecedentes penales.

Con relación a una aceptación más amplia de inmigrantes a Estados Unidos, Biden propone eliminar las limitaciones impuestas por Trump y de esta manera extender la cantidad de visas para trabajadores altamente calificados, es decir, las visas H1-B.

El Gobierno de Biden también propuso triplicar del límite de 10,000 visas U para víctimas de violencia doméstica, las cuales, en muchas ocasiones, son mujeres provenientes de países de Centroamérica, que viajan en caravanas migrantes.

Este viernes, AP reportó que miles de migrantes hondureños comenzaron a caminar hacia la frontera con Guatemala para llegar por México a Estados Unidos, «donde algunos creen que recibirán una bienvenida más cálida con el Gobierno de Joe Biden».

La primera caravana migrante centroamericana nos revelará el compromiso de Biden con sus propuestas de inmigración y aceptación de refugiados.

Ve también:

Trump se convierte en primer presidente con dos “impeachments”

Biden llama a turba trumpista “terroristas domésticos”

Biden promete regreso a la normalidad con su presidencia

- Advertisement -