martes, septiembre 28, 2021

Vacuna Sputnik V parece tener 91% de efectividad, revela estudio

Científicos rusos afirman que la vacuna Sputnik V parece ser segura y efectiva contra el nuevo coronavirus, de acuerdo con resultados preliminares de un estudio publicado el martes en la revista médica británica The Lancet.

Esto es una buena noticia para una vacuna que cada vez tiene mayor demanda entre países desesperados por frenar la propagación del coronavirus y la devastación económica que ha provocado.

Los investigadores dijeron que, con base en un ensayo realizado durante el otoño que involucró a unas 20,000 personas en Rusia, la vacuna tiene una efectividad del 91% y parece evitar que los individuos inoculados se enfermen de gravedad con el COVID-19. Pero de momento no está claro si la Sputnik V puede frenar la transmisión del virus.

Científicos ajenos a la investigación reconocieron que la rapidez con la que se fabricó y distribuyó la vacuna había suscitado críticas por la “inusual prisa, atajos y ausencia de transparencia” del esfuerzo ruso.

“Pero el resultado está claro”, expresaron los científicos británicos Ian Jones y Polly Roy en un artículo que acompaña al estudio. “Tenemos otra vacuna que puede sumarse a la batalla para reducir la incidencia del COVID-19”.

La vacuna fue aprobada con bombo y platillo por el gobierno ruso el 11 de agosto. El presidente Vladimir Putin anunció la aprobación él mismo en una alocución televisada e informó que una de sus hijas ya la había recibido. En ese entonces, la vacuna sólo había sido probada en algunas decenas de personas, y la aprobación provocó críticas de expertos de la nación y de otras partes del mundo.

«Jaque mate a los críticos de la vacuna rusa»

Kirill Dmitriev, director general del Fondo Ruso de Inversión Directa (RFPI, por sus siglas en ruso), el cual financió el desarrollo de la vacuna, señaló que el estudio publicado en The Lancet “era un jaque mate a los críticos de la vacuna rusa”.

“Rusia estaba en lo correcto desde el principio”, señaló.

Fuera de Rusia, la vacuna Sputnik V ha sido autorizada en más de una decena de país, de acuerdo con el RFPI, incluidas las antiguas repúblicas soviéticas de Bielorrusia, Armenia y Turkmenistán, y en los países latinoamericanos de Argentina, Bolivia y Venezuela, así como en la nación africana de Argelia. También ha sido aprobada en Serbia, Irán, en los Emiratos Árabes Unidos y en territorios palestinos.

Ya se han enviado lotes de la vacuna a seis países. En total, más de 50 naciones han presentado solicitudes para adquirir 2,400 millones de dosis, comentó un portavoz del RFPI a The Associated Press.

El último estudio está basado en investigación que involucró a unas 20,000 personas mayores de 18 años en 25 hospitales de Moscú y que se llevó a cabo de septiembre a noviembre. Unas tres cuartas partes de los participantes recibieron dos dosis de la vacuna rusa en un periodo de 21 días, y al resto le administraron un placebo.

Hubo pocos efectos secundarios graves en ambos grupos y se reportaron cuatro decesos, aunque ninguno fue considerado consecuencia de la vacuna.

El estudio incluyó más de 2,100 personas de más de 60 años y la vacuna pareció tener una efectividad del 92% en ellos. La investigación sigue en curso, pero el Ministerio de Salud de Rusia dijo en diciembre que iba a reducir el tamaño del estudio de los 40,000 participantes previstos a unos 31,000 voluntarios que ya estaban inscritos, y los desarrolladores señalaron inquietudes éticas por utilizar placebos.

Sputnik V, ligeramente diferente a la de AstraZeneca y Oxford

La vacuna rusa utiliza una versión modificada del adenovirus causante del resfriado común para transportar los genes de la proteína espiga del coronavirus como una forma de preparar al organismo para reaccionar si aparece el nuevo coronavirus. Esa es una tecnología similar a la utilizada en la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford. Pero a diferencia de la vacuna de AstraZeneca que requiere dos dosis, los rusos utilizaron un adenovirus ligeramente diferente para la segunda inyección de refuerzo.

“El objetivo es estimular una mayor respuesta inmunitaria a la ‘espiga’ objetivo con la utilización de dos inyecciones ligeramente diferentes”, dijo Alexander Edwards, profesor asociado de tecnología biomédica en la Universidad de Reading, en Gran Bretaña, quien no estaba relacionado con la investigación rusa. Dijo que si se hacen dos inyecciones idénticas, es posible que el sistema inmunitario no reciba un refuerzo tan grande de la segunda inyección.

Roy, profesora de virología en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijo que ya no debería haber dudas sobre la vacuna rusa. Señaló que el alto nivel de anticuerpos producidos por Sputnik V es indicativo de que también podría proteger contra algunas de las nuevas variantes del virus que se han detectado recientemente, aunque se necesitan más estudios para verificarlo.

Ve también:

México adquirirá 24 millones dosis vacuna Sputnik V

México: López Obrador da positivo a COVID-19

Un calvario, conseguir oxígeno en México

- Advertisment -

Lo Último

Conéctate

1,141,948FansMe gusta
35,316SeguidoresSeguir
1,270,000SuscriptoresSuscribirte
- Advertisment -
Azteca America