Wendolee tiene en casa a su bebita sana y salva, pues por fin terminó el mal trago que vivió junto a su hija recién nacida Hannah, misma que fue dada de alta tras superar la terrible infección que casi le cobra la vida.

Hannah ya está en casa, en perfectas condiciones, con sus padres y su hermano: “ Lo más problemático no fue el meconio, lo más grave fue la infección del líquido amniótico y la niña estuvo dentro de este líquido en las peores condiciones”. 

“Esto le generó que sus pulmones estuvieran infectados y toda una infección que a final de cuentas nunca pudieron saber justamente dónde estaba la infección”. 

“Para un bebé es muy complicado y hay muchos riesgos muy elevados y puede darse pérdida de sangre, puede haber coágulos y afortunadamente Hannah no tuvo ninguna secuela. Sus doctores se le acercaban a estudiarla mucho, llevaron a muchos estudiantes”. 

“Le hicieron una resonancia magnética en el cerebro para ver si había algún daño y salió perfecto. La niña está perfecta, está bien, sin medicamentos, es un milagro de verdad”, agrega.

Y aunque Hannah goza de excelente salud al momento de haber sido entubada, sus cuerdas vocales resultaron dañadas, “es un daño, digamos temporal, y los niños solamente necesitan crecer. En, alrededor, de unos cuatro seis meses se le va a quitar”.

Wendolee tiene en casa a su bebita sana y salva

Más de Ventaneando:

Disfruta tus contenidos preferidos en AZTECA MÁS y descarga la app:

Azteca Más
- Advertisement -