Cada año se realizan en el mundo alrededor de 300 millones de cirugías y 60% de los pacientes reportan dolores agudos postoperatorios. Sin menospreciar a los los partos naturales y las cesáreas, son las prótesis de rodilla, de las cirugías más dolorosas.

Los padecimientos de las rodillas se ubican dentro de las 10 primeras causas de incapacidad de los mexicanos, provocando dolores muy agudos debido al desgaste y adelgazamiento progresivo del cartílago.

Para que el paciente recupere la movilidad, el cirujano debe ejecutar una artroplastia total de rodilla para colocar una prótesis. Se trata de una cirugía en la que el paciente sufre al momento del procedimiento.  Afortunadamente, actualmente hay muchos anestésicos que se pueden utilizar, desde locales o sistémicos que se colocan y al paciente le va bastante bien.

El director de la Clínica de Rodilla explica que primero realiza una incisión de 20 cm para penetrar hasta la rótula y luego hace cortes de hueso a nivel femoral, superiores e inferiores, posteriores y anteriores; luego hace cortes de hueso a nivel femoral, superiores e interiores, posteriores y anteriores, 6 incisiones en total. A continuación perfora ambos huesos, coloca cemento quirúrgico para depositar la prótesis en las que instalará piezas de polietileno, mismas que actuarán como meniscos.

La prótesis puede durar hasta 15, 20 o 25 años, dependiendo de la actividad del paciente.

Prótesis de rodilla, de las cirugías más dolorosas

Más de Hechos AM:

Disfruta tus contenidos preferidos en AZTECA MÁS y descarga la app:

Azteca Más
- Advertisement -