Por generaciones, el condón había sido visto como un objeto de vergüenza y considerado un tema tabú. Sin embargo, cuestionar la forma en la que impactan las marcas de condones en la sexualidad de las personas y la falta de discurso propiciaron que la empresa mexicana Happy People Movement decidiera entrar al mercado y competir con un producto seguro y certificado. Sí, hay un condón incluyente y es mexicano; se llama Japi®.

Happy People Movement es la compañía creada por los mexicanos Yamel Sánchez, Miguel Ángel Mondejar y Fátima Alcázar quienes unieron sus intereses y visión de negocio para emprender en la industria del látex con la creación de Japi®, el primer condón incluyente que inspira a todxs a disfrutar de la sexualidad libre de estereotipos y etiquetas.

“Japi® está fabricado con tecnología alemana en México, en una planta en donde el 80% del personal es femenino”,

“Happy People Movement llegó para sembrar una semilla de conciencia sexual en México. En su ADN busca reflejar el sentido humano, cambiar el paradigma de maximizar las ventas y resignificar el concepto del condón, dando prioridad a una narrativa incluyente.”, dice Yamel Sánchez.

A través de Happy People Movement, sus fundadores celebran las diferencias de las personas, impulsándolas a formar parte de un movimiento de conciencia social que busca cambiar paradigmas a través del autoconocimiento, pues ¡el placer es un derecho humano y todxs merecemos disfrutarlo!

150 millones de condones en promedio se venden anualmente en México, según IHS Global Insights.

“Si bien el hombre o un portador de pene es quien lo usa, ahí empieza la autonarrativa, cuestioanando porqué una marca tiene que ser en rojo, negro, plateada, ¿qué pasaría si cambiarán? ¿si una marca de condones le hablara a todos?. Muchas de esas preguntas formaron parte del proceso de introspección que se unió a la necesidad de traer algo diferente a México, dejando de lado la idea de exponenciar las ventas, es la narrativa del diálogo lo que nos importa, generar conciencia y de impactar, porque el placer es un derecho de todos”, agrega.

Libre de BPA, sin caseína –una proteína de origen animal muy usada en los condones– y en camino a convertirse en una marca cruelty free, Japi® tiene una narrativa inclusiva y desafiante con la que buscan cambiar paradigmas sobre autoconocimiento sin culpa: “Creo que ya es tiempo de cambiar la conceptualización que tenemos sobre el condón y de la sexualidad en México. Aunado a esto queremos incorporar al diálogo y hacer una conciencia social sobre las personas que hemos mutilado en su sexualidad o el placer, y son las personas de movilidad limitada y de las personas adultas, porque todos somos seres humanos y todos tenemos derecho al placer en todas sus vertientes”. 

Así es como buscan abrirse camino dentro de un mercado bastante establecido en la conciencia de los consumidores, el cual ha sido implantado en la mentalidad de varias generaciones, pero con la intención de ofrecer una marca fresca y con un fundamento social más positivo”, reitera. 

Hay un condón incluyente y es mexicano

El lanzamiento de Japi se da en un contexto social marcado por la pandemia, situación que más allá de afectar, les ha beneficiado gracias a los cambios de pensamiento y comportamiento de los consumidores. 

“Vemos el lado positivo de la pandemia. Nos ayudó a afianzar nuestros valores, nuestras mantras, nuestro diálogo y narrativa. Hay un México con una necesidad tremenda de cambiar estos paradigmas que tenemos tanto en sexualidad como de consumo. Así como cambió la forma de ver la vida, nos hizo más conscientes en cómo y cuándo consumimos. En este caso, la compra de condones, que antes era por impulso en las tiendas de conveniencia, ahora se hace por adelantado como cualquier producto de higiene personal”.

El placer es un derecho de todas las personas, sin distinción y Japi® ha llegado con la misión de proveer no sólo un condón, sino una plataforma de educación que contribuya a derribar todas las barreras que sesgan la pluralidad mental y así dar paso a una sana y plena conciencia sexual.

Más de Azteca América:

- Advertisement -