A un año de que Plácido Domingo aceptó la responsabilidad por las denuncias de acoso sexual en su contra Luz del Alba Rubio, Soprano relata cómo vivió acoso de Plácido Domingo durante dos años.

Luz vivía en Italia, fue en 1998, tenía 26 años cuando se convirtió en la ganadora del concurso de ópera Ciudad de Roma, lo cual le garantizó un personaje en Rigoletto. Durante los ensayos descubrió que en el mismo teatro se encontraba Plácido domingo, el hombre que años atrás se convirtió en su inspiración para dedicarse a la ópera.

“Fui en una pausa y justo estaba la puerta abierta de su camerino. Estaba el maestro Domingo y su señora Marta. Le dije ‘Maestro, mi nombre es Luz, soy uruguaya, cantante y le robaría, si tuviera un minuto de su tiempo para escucharme’ y me dijo ‘Bueno, si cantas tan lindo como eres ,como luces, puede ser muy interesante”.

La cantante dejó gratamente impresionada a Plácido Domingo, quien no dudó en invitarla a una nueva audición en Washington. Mientras llegaba la fecha del nuevo encuentro en Estados Unidos, el tenor tuvo los primeros acercamientos hacia ella: “Él había comenzado a llamarme antes de llegar a Washington. Me llamaba en horas rarísimas, a  las dos de la mañana”. 

En la primera quincena de diciembre de 1999, Luz viajó a Washington para audicionar frente a Plácido Domingo y otros colaboradores y, al cuestionarle sobre el trato que le daba el tenor, ella respondió: “Era muy protector, muy afectuoso, pero rayaba en pequeños detalles cómo darte un beso casi en los labios”. 

Más tarde, Luz dejó Italia, terminó su matrimonio y tomó sus maletas para iniciar una vida profesional en Estados Unidos de la mano a quien conocía como su héroe, pero en un momento todo cambió, la galantería después se pasó a la parte más excesiva, porque cuando uno dice no o cuando uno dice claramente ‘no maestro, yo no estoy de acuerdo, no necesitó ir a ningún acuerdo digamos sexual para hacer mi carrera’, él me decía ‘Bueno, vamos a mi apartamento’.

A partir de su negativa, la situación laboral de la uruguaya cambió por completo: “Me dieron solamente para hacer de suplente y estuve ahí seis semanas, sentada sin jamás abrir la boca, me penalizaron y me quitaron el contrato”. 

La vida profesional de Luz del Alba fue extinguiéndose de a poco, hoy es madre de un hijo de ocho años, regresó a Uruguay donde realiza proyectos relacionados con cultura y opera decidió dar a conocer su historia y cómo sus sueños como soprano se vinieron abajo.

No busca una compensación económica ni dañar la reputación artística de Plácido Domingo, tan sólo quiere que su voz se escuche y generar conciencia en millones de mujeres que intentan cumplir sus metas.

Soprano relata cómo vivió acoso de Plácido Domingo

Más de Ventaneando

Disfruta tus contenidos preferidos en AZTECA MÁS y descarga la app

Azteca Más

- Advertisement -