Desde la sudadera con capucha de Jason Sudeikis hasta los pies descalzos de Jodie Foster, las estrellas acogieron la ceremonia virtual de los Globos de Oro y encontraron las maneras para desinhibirse.

No hubo alfombra roja ni un atolladero de celebridades afuera del recinto usual de la ceremonia en el Beverly Hilton. Tampoco hubo ese compañerismo alegre avivado por el alcohol en las mesas llenas dentro del salón. La pandemia del coronavirus se aseguró de eso.

En vez, la mayoría de los ganadores de los Globos de Oro el domingo aceptaron sus premios desde sus casas o cuartos de hotel en ambientes relajados nunca vistos en una de las más grandes entregas de premios de Hollywood. Muchos estaban acompañados de sus parejas, padres, hijos, mascotas y personal de apoyo.

Varios ganadores recibieron el cambio con beneplácito.

La nueva versión de los Globos de Oro

“Estos son los mejores Globos de la historia, al poder estar en casa, pero también se sintió muy real”, dijo Foster en declaraciones virtuales después de ganar. “No se sintió que hubiera tanto artificio. Creo que la gente estaba entusiasmada por la novedad y la especie de teatro en vivo”.

Foster se puso cómoda en un sofá, acariciando a su perrito blanco mientras besaba a su esposa. Amigos que veían por televisión en el piso de abajo pegaron un grito cuando fue anunciada como la ganadora del premio a la mejor actriz de reparto en una película de drama por “The Mauritanian”.

Foster subió un pie para mostrarle a los periodistas que no llevaba zapatos. Se dirigía a comer tras su victoria.

“Fue muy divertido”, dijo Aaron Sorkin, ganador del premio al mejor guion por “The Trial of the Chicago 7” (“El juicio de los 7 de Chicago”). “Tuvo un factor de intimidad”.

Sacha Baron Cohen ganó dos trofeos por “Borat Subsequent Moviefilm” con su esposa, la actriz Isla Fisher, sonriendo a su lado. Él lució el esmoquin tradicional y ella un vestido fucsia y los labios rojos.

“La experiencia virtual fue diferente, pero mucho más relajada”, dijo Baron Cohen sobre esta nueva versión de los Globos. “No tuvimos que hacer alfombra roja, que no estoy seguro de que mucha gente disfrute”.

En Londres, Sudeikis aceptó el premio al mejor actor en una serie televisiva musical o de comedia por “Ted Lasso”. Usó un suéter que promocionaba el estudio de danza de su hermana en Nueva York.

“Cuando la gente que te importa hace cosas geniales e interesantes, uno debe apoyarlas”, explicó más tarde a la prensa.

Claramente sorprendido por su victoria en los Globos de Oro, el actor se mostró dudoso y divagó durante su discurso de aceptación. El nominado Don Cheadle fue mostrado haciéndole señas para que terminara.

“El tipo tiene habilidades”, dijo Sudeikis. “Es un exdirector de escena”.

La nominada Kate Hudson reunió a su familia para la gala. Ataviada en un vestido sin tirantes, se sentó con sus hijos, su pareja Danny Fujikawa, su madre Goldie Hawn, su padrastro Kurt Russell y su hermano Oliver Hudson.

Su hija de 2 años, Rani, soltó un “¡Hola a todos!” cuando la transmisión iba a un corte comercial.

Nicole Kidman y su esposo, el músico Keith Urban, se arreglaron para sentarse en su sillón. Sus hijas, Sunday y Faith, lucieron vestidos blancos para su rara aparición en los premios.

Una conmocionada Andra Day tenía una multitud en casa que incluía a dos actores de “The United States vs. Billie Holiday”, su mánager, su publicista, sus padres y otros parientes. Conocida por su carrera como cantante, Day se convirtió en la segunda mujer negra en ganar el premio a la mejor actriz en una película de drama por su primera película.

“Tenemos pastel afuera, así que voy a comer con mi familia y mi equipo”, dijo después de ganar el Globo. “Vamos a comer tanto”.

Sigue leyendo:

Paul McCartney publicará ansiada autobiografía como no te lo imaginas

Demi Lovato sufrió derrame cerebral por sobredosis

- Advertisement -