El presidente Joe Biden anunció el martes que Estados Unidos espera contar con suficientes vacunas contra el coronavirus para todos los estadounidenses adultos para finales de mayo, dos meses antes de lo previsto. En tanto, su gobierno informó que la farmacéutica Merck & Co. ayudará a producir la vacuna desarrollada por su rival Johnson & Johnson, la cual fue aprobada en el país recientemente.

Con el incremento de suministros de la vacuna, Biden también anunció que utilizaría los poderes del gobierno federal para instruir a todos los estados a priorizar la inoculación de profesores, y señaló que las autoridades federales darían esas dosis directamente a través de su programa de farmacias. Retó a los estados a administrar por lo menos una dosis a todos los profesores para finales de marzo como parte de las labores de su gobierno para reanudar las clases presenciales a nivel nacional.

“Ahora vamos en camino a tener un suministro suficiente de vacunas para cada adulto en Estados Unidos para finales de mayo”, comentó Biden, quien comparó la sociedad entre las dos farmacéuticas, Merck & Co. y J&J, con el espíritu de cooperación nacional durante la Segunda Guerra Mundial.

Mientras tanto, la Casa Blanca trataba de acelerar la producción de la vacuna contra el COVID-19 de J&J, la cual requiere una sola dosis, y avanzar más rápido con los planes de alcanzar la “inmunidad colectiva” a nivel nacional y empezar a restablecer la normalidad luego de la pandemia.

Biden señaló que el suministro de vacunas era sólo uno de los obstáculos para lograr ese objetivo, y que el nuevo desafío será inocular a la gente lo más rápido posible.

Biden dice a estados que se preparen

Por ello, el gobierno de Biden comentó a los gobernadores el martes que se preparen para recibir un aumento en los suministros de la vacuna en las próximas semanas. También se están destinando dosis adicionales a un programa apoyado por el gobierno federal para administrar vacunas en farmacias minoristas más accesibles.

Esas farmacias serán clave para inocular a los profesores, lo que ayudará a reabrir las escuelas para educar de una mejor forma a los estudiantes, quienes han estado en riesgo de rezagarse durante la pandemia.

“Tratemos el aprendizaje en persona como el servicio esencial que es”, señaló Biden.

En un principio, Biden había señalado que se tendría suministro suficiente de vacunas para inocular a cada estadounidense adulto para finales de julio. Pero, a pesar de las buenas noticias, no se atrevió a decir cuándo volvería el país a la normalidad.

“Mi esperanza es que el próximo año, por estas fechas, hayamos vuelto a la normalidad”, señaló el mandatario y añadió que quizás podría ser antes.

Las autoridades han dicho que J&J enfrentó problemas inesperados en la producción de su vacuna y que sólo tenía 3,9 millones de dosis antes de recibir la autorización de uso de emergencia el sábado. La compañía ha prometido entregar 100 millones de dosis para finales de junio.

La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, también anunció el martes que el gobierno federal se dispone a aumentar el suministro estatal de las vacunas desarrolladas por Pfizer y Moderna la próxima semana a unas 15,2 millones de dosis por semana, un incremento respecto a las 14,5 millones de vacunas que distribuía anteriormente. Los estados también recibirán 2,8 millones de dosis de la vacuna de J&J en los próximos días.

Ve también:

Texas suspende orden de mascarilla obligatoria y restricciones a restaurantes

OMS: Prematuro creer que COVID-19 será contenido este año

COVAX asigna vacunas por país, así quedó la lista de asignaciones

- Advertisement -