Han pasado 26 años desde que la cantante Selena Quintanilla fue asesinada a manos de una de sus mejores amigas, la enfermera Yolanda Saldívar, y aún sigue la incógnita del motivo del crimen.

Aquel trágico viernes 31 de marzo de 1995, Selena, la Reina del Tex-Mex fue declarada muerta. La cantante texana se encontraba en un increíble momento de su carrera musical cuando fue asesinada a la corta edad de 23 años.

Saldívar llegó a la vida de Selena cuando tenía 31 años, en 1991. Después de insistir en un club de fans de la cantante, se convirtió en la presidenta del club.

Más tarde, Selena confió en ella y la convirtió en su asistente personal. Sin embargo, esta relación comenzó a debilitarse debido a los manejos del dinero de la cantante por Saldívar, así como la administración de los artículos de mercadotecnia en relación a los fans.

Los problemas con el manejo de dinero se dieron cuando hubo un faltante de 30,000 dólares en las cuentas que manejaba Saldívar. Debido a esto, Selena se quedó de ver con la exenfermera el 30 de marzo en la habitación 158 del Hotel Days Inn en Corpus Christi.

En ese día, la cantante de “Como la Flor” notó que Saldívar no le había entregado todo lo que le pidió, así que le pidió que se volvieran a ver.

Recomendado: Selena: Las mejores canciones para recordar a la “Reina del Tex-Mex”

El día del asesinato de Selena

Aquel viernes, una discusión se escuchó en el cuarto de hotel alrededor de las 11:00 a.m., y según reportes señalan que a las 11:48 a.m. Selena intentó salirse de la habitación, pero en ese momento fue cuando la exenfermera tomó un revólver y le disparó.

La cantante llegó hasta la recepción del hotel, donde perdió el conocimiento y fue trasladada al hospital Corpus Christi’s Memorial. Ahí fue declarada muerta.

Saldívar dio su versión de los hechos el año pasado a Univisión, donde explicó que ella le disparó por accidente.

La entonces presidenta del club de fans de Selena dijo que intentaba suicidarse aquel día, y que Selena no la dejaba. Saldívar contó que tenía la pistola en la sien, pero Selena se acercó para cerrar la puerta y pedirle que platicaran. En ese momento, cuenta Saldívar, que, al pedirle que se fuera, se le fue el disparo.

El juicio contra Saldívar se dio en octubre de 1995, donde fue declarada culpable.

Ve también:

Alejandro Fernández recibirá Premio Ícono en los Latin AMAs

- Advertisement -