Al’Tarrek Bell, un adolescente de 18 años de Carolina del Norte, murió el pasado sábado 27 de marzo durante un tiroteo la usar su cuerpo como escudo para impedir que las balas disparadas alcanzaran a un niño de 10 años.

Bell recibió siete balas y murió en la escena. Ahora, sus padres y los padres del menor al que protegió están celebrando su acción heroica.

La madre del niño de 10 años, Jacqueline Santiago, elogió el acto heroico de Bell en su página de Facebook, donde expresó que “puso su vida para salvar” a su hijo.

“Protegió a mi hijo, y se aseguró que estuviera a salvo. ¡Nunca, nunca te olvidaré! Mantendremos tu nombre vivo”, escribió Jacqueline Santiago en uno de los posts en Facebook.

La madre de Bell dijo al Courier Post que “es devastador, pero sé que mi hijo murió siendo un héroe”, y agregó: “puedo sonreír porque salvó a otra persona”.

Bell se encontraba con el niño de 10 años, que es familiar de su novia, en la parte trasera de un auto cuando se inició el tiroteo donde falleció junto con el conductor Sadiel González de 25 años de edad.

La Policía aún no conoce los motivos del tiroteo que causó la muerte de Bell y Gonzalez; asimismo, informó que están en busca de un sospechoso.

Ve también:

California: 4 muertos por tiroteo en edificio de oficinas

Legisladores presentan iniciativas tras tiroteos en Georgia

Tiroteo en supermercado de Colorado deja 10 muertos

- Advertisement -