Cuatro días después de que el gobernador Ron DeSantis declarara el estado de emergencia por una fuga de aguas residuales proveniente de un embalse de una planta procesadora de fosfato, Florida continúa en peligro y al borde de un “evento catastrófico”, como lo llamó DeSantis.

Este martes, autoridades del condado de Manatee estaban investigando una posible segunda fuga del embalse con desechos líquidos de fosfato.

Debido al inminente peligro, las autoridades ordenaron a cientos de residentes del condado de Manatee evacuar la zona desde el sábado. Este martes fueron evacuados 267 reclusos de una cárcel del condado. Otros 721 reclusos de la prisión fueron trasladados al segundo piso de la instalación junto con miembros del personal y equipo médico.

Personal de emergencia estatal y federal han estado bombeando el agua del embalse para liberar la tensión y evitar una inundación catastrófica que ocurriría en caso del derrumbe del muro de contención. Según NPR, funcionarios informaron que el colapso podría significar la liberación de un “muro de agua de 20 pies (6 metros)”.

Tampa Bay Times informó en las últimas horas que la evacuación había terminado debido a que el riesgo del colapso del muro de contención había sido reducido.

“Nuestros residentes y dueños de negocios pueden regresar sanamente a casa esta noche”, dijo la presidenta de Comisión del condado de Manatee Vanessa Baugh.

Impacto ecológico por fugas en Tampa Bay

Tras las evacuaciones, ahora el centro de atención es sobre el impacto ecológico de las fugas de aguas residuales hacia la Bahía de Tampa (Tampa Bay).

El Departamento de Protección Ambiental de Florida estimó que alrededor de 165 millones de galones (624.6 millones de litros) de aguas residuales fueron liberadas al canal profundo del Puerto Manatee en Tampa Bay. El embalse tiene alrededor de 300 millones de galones actualmente, comparado con los 480 millones de galones que tenía antes de las fugas.

La preocupación ecológica radica en que se teme que la presión de agua rompa el fosfoyeso que está apilado alrededor del embalse. El fosfoyeso, un producto resultante de la producción de fertilizante, es radioactivo.

Por el momento, las autoridades han informado que no han detectado radiación en el agua, pero sí está alta en nitrógeno y fósforo, elementos que podrían incrementar el florecimiento de alga dañina en Tampa Bay.

Ve también:

Florida ofrece vacuna contra COVID-19 a todo adulto

Florida: Cientos de arrestos durante vacaciones de primavera

Se desploma avioneta en Florida; hay tres muertos

- Advertisement -