En esta ocasión Humano al límite alimentó un tigre de Bengala, uno de los felinos más hermosos e imponentes de la selva.

Este no es cualquier oficio, requiere de mucho cuidado y, sin duda, es uno de los más peligrosos del mundo, pues un descuido al estar con ellos puede ser de alto riesgo, ya que sus garras son curvas y por su forma podría entrar por un lado y salir del otro.

Cuando llegó el momento, Rahmar se enfrentó al tigre para darle de comer, luego de pasar cuatro puertas para llegar al sitio en el que resguardan al tigre para alimentarlos, revisarlos, bañarlos y vacunarlos.

Se trata de una hembra y una vez que Rahmar estuvo frente al animal se sintió bastante nervioso; sin embargo, era muy importante no descuidarse, ya que pueden sacar la garra, clavarla en la piel y jalarte hacia ellos, lo que supone un gran problema. 

La recomendación del personal fue hacerlo muy rápido, dejar que el tigre tome la pieza de carne y en cuanto lo hace, soltarla. Es muy importante controlar el miedo y mantener el temple, unas de las características más importantes para este oficio.

Esta fue, sin duda, una de las experiencias más extremas en Humano al Límite.

Humano al límite alimentó un tigre de Bengala:

Más de Humano al Límite en Al Extremo:

Disfruta tus contenidos preferidos en AZTECA MÁS y descarga la app:

Azteca Más
https://www.aztecamas.com/
- Advertisement -