Bugambilia fue un reto, pues no creían en Alejandro Tommasi: “El Señor Guillermo lauder me llamó para ponerme el personaje Bugambilia, pero “me dio un poquito de miedo. Le dije en ese momento de mi carrera no sé si me convenga vestirme de mujer. En los ensayos yo trabajaba con unas zapatilla del tres que me prestó una amiga, con una bata que me prestaba mi mamá, con una peluca de una amiga, me veía yo espantoso”. 

“Pensaban que yo no lo iba a lograr, me querían quitar de la producción 10 días antes del estreno, ya estaban preparando otra persona. Cuando me di cuenta de eso casi dejo la obra porque no me están dando los elementos adecuados. Carmelita Salinas tenía dudas de que yo fuera, tal vez a no hacerlo bien”. 

“El director me habló y me dijo ‘no te puedo decir nada, pero no te vayas. Hazlo, estrena porque yo sí creo en ti’. El mismo Carlos Olmos, que era el escritor, me mandó llamar y me dijo ‘No veo que puedas bajar esas escaleras con las zapatillas’ le dije ‘Dame los zapatos que son, la peluca que es, denme el vestido que es, porque seas un personaje que se maneja con muchas cosas externas”. 

“Conseguí los zapatos, la peluca, me fui con mi tía a diseñar el vestuario y ya me fui a hacer todo y dije ‘no me la van a dar, yo lo hago’”. 

“Cuando salí (a escena) la gente decía que yo había sido el mejor, no se me reconocí. Cuando yo estaba en esa obra, cuando decían. Yo tenía que aguantar, son las batallas que uno tiene que librar. El hecho de que no me tomaron en cuenta”.

Bugambilia fue un reto, pues no creían en Alejandro Tommasi

Más famosos En sus Batallas de Venga la Alegría

Descarga AZTECA MÁS y disfruta gratis tus contenidos preferidos

Azteca Más
- Advertisement -