El café es una de las bebidas predilectas para beber en la primera del día gracias a que es un estimulante que da energía. Sin embargo, esta práctica nutricional no es recomendada por nutriólogos ni expertos.

En lugar de café, se recomienda que se beba primero un vaso de agua para reponer los líquidos que se perdieron durante la noche y recuperar la hidratación.

El café, debido a su cafeína, es un diurético, por lo cual el agua simple es mejor (de hecho, la mejor forma) para rehidratar al cuerpo cada mañana.

Sigue leyendo: Azúcar y café, los ingredientes ideales para eliminar la celulitis

Además, el café a primera hora no es el momento adecuado para aprovechar su característica de estimulante.

El problema de tomar café tan pronto uno se levante es que disminuye sus efectos energizantes, ya que el cortisol —hormona que aumenta el sentido de alerta y concentración, entre otras funciones— se encuentra en sus niveles más altos cuando uno se levanta.

Por lo tanto, para aprovechar el café como estimulante debe ser cuando los niveles de cortisol estén más bajos. El cortisol tiene un ritmo específico en el ciclo de sueño y aumenta al máximo 30 o 45 minutos después de haberse despertado y poco a poco disminuye mientras avanza la mañana.

Sigue leyendo: Mascarillas de café para rejuvenecer tu piel

Siguiendo lo anterior, el momento en que se recomienda beber el café es a la media mañana. Por ejemplo, si una persona se despierta a las 6:30 a.m., la hora para beber el café sería entre las 9:30 y 11:30 a.m.

Entre esas horas ya podrás disfrutar y aprovechar tu café al máximo.

Y aquí, para que te dé más antojo, un vistazo al café mexicano.

La fiesta del café mexicano

(Video bloqueado para México. Sólo se puede ver desde Estados Unidos)

Ve también:

Labios irresistibles con este exfoliante casero de café y aceite de coco

- Advertisement -