Wendolee platica sobre la recuperación de su hija, quien estuvo muy delicada, a punto de perder la vida y milagrosamente salió adelante, pero estuvo intubada un buen rato y ahora explica cuáles son las secuelas que tuvo la niña y cómo y qué es lo que está pasando.

La pequeña Hannah, hija de Wendolee ha demostrado ser una guerrera, no sólo porque se aferró a la vida, sino porque aún sigue luchando por recuperarse completamente de las secuelas que le dejó el haber permanecido intubada.

“Por haber estado tanto tiempo en la camita del hospital, estaba más del lado derecho, entonces el lado izquierdo no se le empezó a desarrollar a la par. Después de semanas que salimos del hospital, el doctor se dio cuenta que su cabecita les empieza a mover, es como si una orejita estuviera más adelante que la otra y esto es por eso que los bebés están acostados en la cama por tanto tiempo”. 

“Con terapia se le va a quitar. Si vemos que con la terapia física no alcanza su nivel normal le van a tener que poner el casquito. Apenas llevamos unas tres semanas con ella y con la terapia física y ya se la está acomodando otra vez la cabecita. Ya va un poquito mejor, entonces estamos contentos”. 

“El estar intubada también afectó a sus cuerdas vocales. Le hicieron una laringoscopia para poderle ver las cuerdas vocales y el resultado de estar tanto tiempo entubada, la laringe al tener esos tubos, algunas membranas se cuelgan y caen encima de las cuerdas vocales. Eso se le va a quitar conforme va creciendo y puede durar hasta un año o un año y medio. Sí para un año y medio no se le ha quitado el sonido, entonces la quieren ver para saber si tienen que ayudarle con alguna cirugía para remover esos pedacitos que se le crearon”.

Wendolee platica sobre la recuperación de su hija

Más de Ventaneando

Descarga aquí >> AZTECA MÁS y disfruta gratis tus programas preferidos

Azteca Más
- Advertisement -