Desde un inicio Larry Ramos fue embustero, afirma ex socio Titus Mulamba, con quien originalmente fundó su primera empresa financiera y quien fue quitado del camino por Ramos tras grabarlo en situación de cama con algunas mujeres. 

Manipulador pervertido y maquiavélico, así es como Titus Mulamba describe a Larry Ramos, esposo de Ninel Conde, a quien consideraba su amigo y por ello creó la primera empresa con la que el colombiano despegó en el mundo financiero, sin imaginar que más tarde, de acuerdo a lo que relata, Ramos lo traicionaría.

“Larry Ramos, ese muchacho de 32 años, lo conocí en la iglesia, a través de un amigo. Cuando yo lo conocí estudiaba y era mentor de un grupo de jóvenes en la iglesia, yo en ese momento trabajaba en el Banco Mercantil, era analista de riesgo de crédito y también era miembro de la Iglesia”.

“Era una amistad que puedo decir benéfica para él, a su beneficio, porque él vivía con su tío en un cuarto con sus dos primos, entonces él al ver que yo tenía el apartamento, estaba ahí 98 por ciento del tiempo”. 

Él estaba estudiando y estaba apunto de graduarse gracias a esta cercanía Ramos lo convenció de crear su primera empresa de inversiones: “En un momento, él empezó a hacer eso, pero como no tenía plata para hacerlo, buscó a gente y le pedía a la gente. Cuando la gente abrió esa cuenta, él podía vender y comprar y hacer una ganancia, pero al fin del mes necesitaba esa plata y vino con la idea de que podíamos hacer negocios, hacerlo estructurado, como negocio oficial”. 

“En esa época él no tenía papeles, yo pensaba que era un amigo, entonces me pidió ayuda, yo busqué la información sobre cómo abrir un negocio legalmente, información para ver si era legal hacer ese negocio”

“Así empezamos, pero muy pronto empezaron los enredos y mentiras con las que Larry atraía sus clientes, entre estos Alejandra Guzmán. Los embaucaba y convencida de que invirtieran en su estructura piramidal prometiendo grandes ganancias, pero amparado en títulos falsos como un estudio en Harvard, también haciéndoles creer que gozaba de una posición económica boyante y hasta complaciendo algunos de sus caprichos”. 

“Estoy casi seguro que él un día me presentó a la Guzmán, la llevaba en el bote, hace sentir cómodo, como si él no estaba buscando nada, no estaba interesado en nada y ganando la confianza y después le saca la plata”. 

“Él me contó que en su bote Alejandra podía fumar lo que fuman los rockeros, qué es ilegal o sea marihuana”, dijo.

Desde un inicio Larry Ramos fue embustero

Más de Ventaneando

Descarga aquí >> AZTECA MÁS y disfruta gratis tus programas preferidos

Azteca Más
- Advertisement -