(The Conversation) Dos vacunas, la de Johnson & Johnson en Estados Unidos y la de AstraZeneca en Europa, se han relacionado con una mayor probabilidad de un tipo raro de coágulo sanguíneo. Los investigadores están investigando las causas de estos coágulos y están comenzando a proponer algunas respuestas. El Dr. Mousumi Som, profesor de medicina en la Universidad Estatal de Oklahoma, explica qué son estos coágulos raros y cómo se forman después de que las personas se vacunan.

Resolviendo mitos sobre las vacunas y sus efectos secundarios

1. ¿Qué son los coágulos de sangre?

Una pequeña cantidad de personas en lo Estados Unidos ha desarrollado coágulos de sangre peligrosos después de recibir la vacuna Johnson & Johnson. Los coágulos se han producido principalmente en el cerebro de las personas y, paradójicamente, se asocian con recuentos bajos de plaquetas.

Normalmente, las plaquetas ayudan a una persona a detener el sangrado cuando se lesiona. Si se corta o se lesiona, el cuerpo responde enviando plaquetas que actúan como un parche temporal. El parche atrae a otras plaquetas y estas se adhieren para detener la pérdida de sangre. Dado que las plaquetas normalmente ayudan al proceso de coagulación, esta combinación de plaquetas bajas y coagulación extrema hace que estos coágulos sean médicamente inusuales.

Estos tipos específicos de coágulos, llamados trombosis del seno venoso cerebral, aunque son poco frecuentes, afectan a alrededor de dos a cinco personas por millón por año y son potencialmente mortales sin tratamiento. Las vacunas no suelen desencadenar este tipo de coágulo.

Te recomendamos: Turismo de vacunas: Latinoamericanos van a EEUU a vacunarse contra COVID-19

2. ¿Quién tiene estos coágulos?

Al 24 de abril de 2021, de los 8,000,000 de personas vacunadas con la vacuna Johnson & Johnson en lo Estados Unidos, unas 16 personas habían desarrollado estos coágulos de sangre. Los coágulos ocurrieron de seis a 13 días después de la vacunación, y la mayoría fueron en mujeres de entre 18 y 48 años.

El 26 de abril de 2021, los informes de noticias indicaron que al menos un hombre había desarrollado un coágulo. El hombre tiene unos 30 años y fue hospitalizado por un coágulo en la pierna unas dos semanas después de recibir la vacuna Johnson & Johnson.

Los funcionarios de salud en Europa también informaron que la vacuna AstraZeneca, una vacuna COVID-19 autorizada y aprobada en Europa pero no en Estados Unidos, ha causado alrededor de 200 casos de coagulación plaquetaria baja. Es importante destacar que tanto la vacuna Johnson & Johnson como la vacuna AstraZeneca utilizan un tipo de virus inofensivo llamado adenovirus para dar instrucciones al cuerpo humano sobre cómo desarrollar una respuesta inmune al COVID-19. A esto se le llama vacuna de vector viral.

El hecho de que ambas vacunas usen un vector viral y ambas estén asociadas con coágulos de sangre ha llevado a muchos expertos en salud a pensar que los problemas de coagulación de las dos vacunas pueden compartir el mismo mecanismo.

3. ¿Por qué las mujeres tienen más coágulos que los hombres?

En este punto, los médicos aún no saben qué hace que las mujeres sean más susceptibles que los hombres, ni qué pone a una persona en riesgo de tener estos coágulos.

Estos coágulos pueden ocurrir, aunque raramente, en personas que no reciben una vacuna. Los científicos saben que las mujeres tienen tres veces más probabilidades de desarrollar este tipo de coágulo sin recibir la vacuna. Muchos investigadores piensan que esto se debe a los anticonceptivos u otros reemplazos hormonales que toman las mujeres.

Sigue leyendo: Tras pausa de vacuna J&J, ¿qué hacer si ya la recibiste?

4. ¿Por qué las vacunas podrían estar causando coágulos de sangre?

Los investigadores creen que esta coagulación baja de plaquetas específica es similar a una reacción que algunas personas tienen cuando reciben un anticoagulante llamado heparina, llamado trombocitopenia inducida por heparina.

Los médicos a veces usan heparina para diluir la sangre de una persona en el caso de un ataque cardíaco o un coágulo de sangre cuando es necesario restablecer el flujo sanguíneo. Pero algunas personas experimentan la reacción opuesta y, en cambio, su sangre termina coagulando más. Esto sucede porque el cuerpo desencadena una respuesta inmunitaria no deseada después de recibir heparina.

En estos pacientes, la heparina se adhiere a un producto liberado por las plaquetas llamado factor plaquetario 4. Cuando esto sucede, el sistema inmunológico considera que el factor plaquetario 4 combinado y la heparina son un problema, por lo que crea anticuerpos en respuesta. Estos anticuerpos se adhieren al complejo de heparina y factor plaquetario 4, y el cuerpo, que ahora piensa que necesita reparar una lesión, causa más coagulación y consume aún más plaquetas. Esto da como resultado el bajo recuento de plaquetas observado en estos pacientes.

Cuando los médicos observaron la sangre de pacientes que desarrollaron coágulos después de recibir la vacuna Johnson & Johnson o AstraZeneca, se veía muy similar a la sangre de las personas que tienen la reacción de coagulación baja de plaquetas a la heparina. Esto ha llevado a científicos y médicos a creer que el mismo proceso podría conducir a estos coágulos causados ​​por las dos vacunas.

Este artículo se ha vuelto a publicar de The Conversation con una licencia de Creative Commons. Lea el artículo original aquí: https://theconversation.com/what-are-the-blood-clots-associated-with-the-johnson-and-johnson-covid-19-vaccine-4-questions-answered-159523.

También puedes leer:

Cubrebocas terminan como basura en playas de todo el mundo

Las teorías conspirativas del COVID-19

- Advertisement -