Es el tráfico de especies, crimen que extermina la biodiversidad y que hace ganar a sólo unos pocos. Comprar animalitos de forma ilegal y su comercialización está prohibida.

En este momento, de todos los psitácidos –que son el grupo de animales en donde entran los pericos, guacamayas, loros, etcétera– no se pueden comercializar en el país.

La guacamaya que aparece en el video fue rescatada del tráfico ilegal y llegó a Chiapas hace unos meses proveniente de la Ciudad de México: “Trae mutilación en sus patitas, al parecer sufrió bastante, porque se presume que le dieron una pedrada que hizo que su ala se quebrara y, de igual, manera perdiera la vista de uno de sus ojos, presenta fisuras en el pico”. 

Los loros son deseados por las personas por tener la supuesta habilidad de hablar, la mayoría de ellas ya se encuentra en peligro. 

Muchas de estas especies se encuentran amenazadas o en peligro de extinción, los ladrones de naturaleza no solo se roban a los animales, también destruyen sus hogares usando principalmente el fuego, pues de ese modo capturan a sus presas, pero antes tuvieron que asesinar a muchos ejemplares.

Existen mamíferos como las martuchas, los mapaches y los monos que son muy buscados por las personas para tenerlos como mascotas. También son buscados algunos reptiles como boas o serpientes venenosas como coralillos, por los colores.

Esta destrucción tiene una solución de raíz: dejar de comprar estos animales en el mercado negro.

Tráfico de especies

Más de Hechos AM

Descarga aquí >> AZTECA MÁS y disfruta gratis tus programas preferidos

Azteca Más
- Advertisement -