lunes, septiembre 20, 2021

EEUU apoya exención a propiedad intelectual de vacunas COVID

El Gobierno de Estados Unidos dará su apoyo a las propuestas de exentar de las protecciones de propiedad intelectual a las vacunas contra el nuevo coronavirus con el objetivo de acelerar el fin de la pandemia, dijo el miércoles una funcionaria federal.

Katherine Tai, representante comercial de Estados Unidos, anunció la postura del país en un comunicado, en medio de negociaciones de la Organización Mundial del Comercio en torno a relajar las normas del comercio internacional para permitir que más países produzcan las vacunas.

“El gobierno cree firmemente en las protecciones de propiedad intelectual, pero para contribuir a que termine esta pandemia, apoya la exención de esas protecciones para las vacunas contra el COVID-19”, señaló Tai en el comunicado.

Sin embargo, advirtió que tomaría tiempo alcanzar el “consenso” mundial necesario para renunciar a dichas protecciones de conformidad con las reglas de la OMC, y funcionarios estadounidenses dijeron que no tendría un efecto inmediato en el suministro a nivel mundial.

“Esta es una crisis de salud mundial, y las circunstancias extraordinarias de la pandemia del COVID-19 requieren medidas extraordinarias”, señaló Tai. “El objetivo del gobierno es hacerles llegar la mayor cantidad posible de vacunas seguras y efectivas a la mayor cantidad de personas en el menor tiempo posible”.

El anuncio de Tai se produjo horas después de que la directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala, se pronunció en una reunión privada con embajadores de países en desarrollo y desarrollados que han estado en desacuerdo en el tema, pero coinciden en la necesidad de un mayor acceso a los tratamientos contra el COVID-19, indicó el portavoz de la OMC, Keith Rockwell.

El Consejo General de la OMC — conformado por embajadores — aceptó discutir el tema de una exención temporal a las protecciones de propiedad intelectual de las vacunas contra el COVID-19 y otros métodos, algo que Sudáfrica y la India propusieron en primera instancia en octubre pasado. La idea ha ido ganando respaldo entre los países en desarrollo y entre algunos legisladores progresistas de Occidente.

Rockwell dijo que la comisión sobre propiedad intelectual de la OMC se dispone a discutir nuevamente la propuesta de exenciones durante una reunión programada tentativamente para finales de este mes, antes de su encuentro formal entre el 8 y 9 de junio.

No se prevé que el encuentro de embajadores resulte en un consenso, el cual es un requerimiento de acuerdo con las normas de la OMC. Sin embargo, Rockwell destacó un cambio en la postura después de varios meses de desacuerdos.

“Diría que la discusión fue mucho más constructiva, pragmática. Fue menos emocional y hubo menos señalamientos que en ocasiones previas”, comentó Rockwell, haciendo referencia al repunte de infecciones en países como la India. “Creo que se expresó esta sensación de que todos estamos juntos en esto, de una forma que no habíamos escuchado hasta ahora”.

Los autores de la propuesta, que encontró resistencia en muchas de las naciones que cuentan con influyentes industrias farmacéuticas y de biotecnología, la han ido ajustando con la esperanza de hacerla más atractiva.

En declaraciones publicadas en el sitio web de la OMC, Okonjo-Iweala dijo que “nos corresponde actuar rápidamente para poner el texto ajustado sobre la mesa, pero también para poder comenzar a entablar negociaciones basadas en este documento”.

“Estoy firmemente convencida de que una vez que nos sentemos con un texto frente a nosotros, podremos encontrar una manera pragmática de avanzar” que sea “aceptable para todas las partes”, destacó.

Los copatrocinadores de la medida utilizaron distintos medios diplomáticos para presentar sus argumentos, según un funcionario de comercio en Ginebra que habló bajo condición de anonimato a fin de discutir el tema. Aún persiste un estancamiento, y las partes en conflicto están lejos de un acuerdo, aseguró.

El argumento, parte de un añejo debate sobre protecciones a la propiedad intelectual, se centra en liberar patentes, derechos de autor y protecciones al diseño industrial y a la información confidencial para ayudar a expandir la producción y el desarrollo de vacunas durante la escasez de suministros. El objetivo es suspender las reglas por varios años, el tiempo suficiente para derrotar a la pandemia.

El tema se ha vuelto más urgente ante el repunte de infecciones en la India, el segundo país más poblado del mundo y un importante productor de vacunas, incluyendo una contra el COVID-19 que se basa en la tecnología desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica anglo-sueca AstraZeneca.

Los promotores del plan, incluido el director general de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus, subrayan que este tipo de exenciones son parte de las herramientas que tiene la OMC, e insisten en que no hay mejor momento para utilizarlas que durante una pandemia que ha cobrado más de 3.2 millones de vidas, ha infectado a más de 437 millones y ha causado estragos en las economías de todo el mundo.

Más de 100 países se han expresado en favor de la propuesta, y un grupo de 110 miembros del Congreso de Estados Unidos — todos demócratas — le enviaron una carta a Biden el mes pasado para pedirle que apoye la exención.

Los detractores de la medida señalan que la exención no sería una cura milagrosa. Insisten en que la producción de vacunas contra el coronavirus es un proceso complejo y no se puede acelerar por el solo hecho de levantar las restricciones de propiedad intelectual, asegurando que hacerlo podría perjudicar innovaciones futuras.

Ve también:

EEUU a punto de autorizar vacuna COVID-19 en niños

FDA aprobaría vacuna COVID de Pfizer en niños de 12-15 años

¿Cuánto dura la protección de la vacuna contra el COVID-19?

- Advertisment -

Lo Último

Conéctate

1,141,948FansMe gusta
35,311SeguidoresSeguir
1,270,000SuscriptoresSuscribirte
- Advertisment -
Azteca America