La acidez estomacal, que se manifiesta sintomáticamente en ardor y dolor en la mitad del pecho antes, durante o después del consumo de alimentos, se le conoce clínicamente como reflujo gastroesofágico.

Este padecimiento digestivo también puede estar acompañado de náuseas, dispepsia o eructos excesivos.

El reflujo gastroesofágico se produce, según la Clínica Mayo, cuando el ácido del estómago fluye con frecuencia hacia el esófago, el tubo que conecta la boca y el estómago. Esto puede ocurrir, principalmente, por la relajación del esfínter esofágico bajo (LES, por sus siglas en inglés), el cual previene que el ácido gástrico regrese al esófago. Este reflujo ácido puede irritar el revestimiento del esófago. Esta enfermedad afecta a muchas personas periódicamente.

La Clínica Mayo señala que “en la mayoría de los casos, se puede controlar el malestar que produce la enfermedad por reflujo gastroesofágico con cambios en el estilo de vida o medicamentos de venta libre”.

Si quieres evitar el consumo de medicamentos, podrías cambiar un poco tu dieta al disminuir ciertos alimentos que normalmente consumimos y que pueden causar o empeorar la acidez estomacal.

A continuación, los alimentos que deberías evitar para prevenir o no empeorar el reflujo gastroesofágico.

8Alimentos fritos

En general, consumir alimentos fritos pueden afectar tu salud de muy distintas maneras, y se incluye la acidez estomacal, ya que éstos pueden hacer que el esfínter esofágico se relaje, lo cual permite que más ácido del estómago regrese al esófago.
Espalda