Los automovilistas son sus víctimas, los motociclistas tampoco se pueden escapar, los camiones ni siquiera se le deberían de enfrentar, es la pendiente de la muerte.

“Bajan muy rápido (los vehículos) y hay veces que no alcanzan a detenerse los carros, los frenos no les agarran y siguen derecho. Las motos igual. Se ha matado ahí porque la moto no les alcanza para detenerse”. 

Los vecinos temen por su seguridad, ya que si se llegan a voltear o a subir a la banqueta, “no tenemos para dónde movernos”, dijo una vecina. 

Entre 45 y 55 grados es la inclinación que tiene está pendiente, la cual está ubicada en Plaza Florentino, en el pueblo de Santa Fe, alcaldía Álvaro Obregón, por eso la llaman la pendiente más peligrosa de México.

“De subida, si uno la agarra mal, si no se encarrera bien si puede tener un accidente”, dice sobre esta esquina que es parte de la causa de los choques, pues está justo en medio de la pendiente.

Cuando llegan las lluvias su peligro se hace más feroz, las llantas no agarran bien y se van los carros contra casas o contra otros carros.

El material con el que se pavimentó aumentó el riesgo, pues “echaron concreto y con ese concreto no se detiene los carros, pasa mucho carro, entonces tiran mucho aceite y cuando empieza a llover no se agarra las llantas”, dijo otro vecino. 

Las señales de precaución brillan por su ausencia. Los vecinos saben que es un verdadero riesgo circular por aquí, pero también los que habitan a los costados de la pendiente, pues en cualquier momento un auto podría causarle daños severos no sólo a las fachadas sino a sus familias.

La pendiente de la muerte

Más historias Al Extremo

Descarga aquí >> AZTECA MÁS y disfruta gratis tus programas preferidos

Azteca Más
- Advertisement -