En Tamaulipas, agua salada invade lagunas, pobladores no pueden consumirla . Es una terrible situación, pues no tienen agua y cuando llega es agua salobre.

Aunque las autoridades saben sobre este problema, aún no han llegado a una solución y cada vez se acentúa más el sabor salado en el agua en algunos sectores de Tampico y Ciudad Madero, Tamaulipas.

Se debe a que millones de litros cúbicos de agua salada ingresan por una zona que tiene improvisados diques elaborados con costales llenos de arena, lo cual contamina las lagunas bañadas por el río Tamesí generando una mezcla de agua salubre que se distribuye entre la población.

Los pescadores y habitantes aledaños a estos cuerpos de agua son los primeros en padecer la llegada de agua salobre: “A nosotros no nos sirve para nada, porque ni para lavarnos la cara ni para el consumo de animales como son vacas, marranos, todo eso y menos para la agricultura”.  

El problema es que la reparación que se está haciendo no es la adecuada, la costalera se cae por la misma presión del agua y “no es que la gente lo haga, porque dicen que la misma gente la está rompiendo, pero no”, dijo un lugareño.

Autoridades locales, federales y la iniciativa privada coordinan esfuerzos para solucionar este problema; sin embargo, una parte de la Laguna del Chairel se encuentra salubre y esto lo seguirán resistiendo los habitantes de la zona.

Agua salada invade lagunas

Más de Hechos AM

Descarga aquí >> AZTECA MÁS y disfruta gratis tus programas preferidos

Azteca Más
- Advertisement -