lunes, julio 26, 2021

Su esposo la apuñaló, sobrevivió y ahora exige justicia

  • A semana y media de casados, el esposo de Janet trató de matarla a puñaladas y la atropelló. Ahora ella exige a las autoridades lo busquen para que pague por lo que le hizo.

Su esposo la apuñaló, sobrevivió y ahora exige justicia. Janet no tenía ni la menor idea de que su esposo fuera agresivo hasta una noche, con semana y media de casados, cuando al regresar de una reunión él intentó matarla, no sólo a puñaladas también la atropelló.

Janet se repone de las heridas mientras espera la captura de su agresor. Su esposo intentó asesinarla, la apuñaló y atropelló el 14 de marzo en Coatzacoalcos al sur de Veracruz. 

Logró superar las lesiones más graves y hoy vive para contarlo. Después de una reunión entre amigos, cuando comenzó a violentarla: “Lo único que me dijo cerrando la puerta del apartamento fue que porque yo hacía planes sin consultarle. Yo gritaba pidiendo ayuda, me alcanza, me tira y me da las dos primeras puñaladas en el cuello, posterior a dos en el estómago y uno en la pierna y me deja tirada”, cuenta Janet. 

“Visualizo que viene un carro, pensando yo que era ayuda, incluso me acerco al carro, pero cuando veo que es él intento cruzarme la acera, no me dio tiempo de cruzar todo mi cuerpo y es donde él me atropella la pierna izquierda”, relata. 

Janet no puede caminar debido a las lesiones que le provocó el impacto de la camioneta, aún tiene que someterse a dos operaciones más.

Su familia y amigos le han dado la fuerza que necesita para poder superar el daño físico y psicológico que le causó el hombre que le prometió amor y protección.

Janet y su familia piden justicia y que pague por lo que hizo: “A las autoridades les digo que me ayuden a buscarlo, porque no creo que no haya ningún rincón donde se puede esconder”, dice la madre de Janet. 

“Si la autoridad hace su trabajo como es, lo van a encontrar, eso es lo que yo pido, que no quede impune el caso de mi hija. Hoy fue ella, y han habido otras más que lamentablemente no han sobrevivido”, agrega.

Está joven asegura que Dios le dio una segunda oportunidad de vida, de superarse totalmente para retomar el trabajo y viajar, qué es lo que más le apasiona.

Más de Hechos AM