martes, octubre 26, 2021

Al buscar causas raíz de migración, EEUU olvida reconocer que es una de ellas

El Gobierno de Joe Biden inició su lucha para acabar con la migración que llega hasta su frontera, pero la respuesta la podría encontrar viéndose en el espejo.

La intervención de Estados Unidos en diversos asuntos de América Latina no son un secreto. Cualquier persona que abra un libro de historia sobre las principales dictaduras en la región se encontrará con el nombre del Gobierno de Estados Unidos como el principal promotor y financiador de éstas. Esto vale también para países como El Salvador, cuyos habitantes son parte del enorme flujo de migraciones que parten del Triángulo Norte (conformado por Guatemala, Honduras y El Salvador).

A diferencia de su predecesor Donald Trump, que quería atacar la migración a Estados Unidos con muros y políticas intimidatorias, el presidente Joe Biden ha dicho que busca acabar con las raíces que producen la salida de miles de familias de sus hogares en Centroamérica para buscar un mejor futuro en Estados Unidos.

Las raíces son ampliamente conocidas, las cuales se resumen en la pobreza generada por la desigualdad, la cual a su vez provoca una falta de educación para sus habitantes, lo cual los deja con menos oportunidades para competir por trabajos con mejores salarios. Junto a la pobreza, la corrupción en las esferas gubernamentales también genera la violencia a través de las pandillas como la Mara Salvatrucha (MS-13) que buscan el control de la región de Centroamérica como tránsito para hacer envíos trasnacionales de narcóticos. En resumen, las raíces de la migración son violencia, pobreza y fracaso de los Gobiernos de curar a sus países de estos males.

Entérate: Filtran plan migratorio de Biden que busca expander inmigración y abrir ciudadanía a indocumentados

¿Cuáles son las raíces de migración de Centroamérica a EEUU?

¿Pero cuáles son las raíces de esta inseguridad, pobreza, desigualdad y corrupción en Centroamérica?

Sarah Sherman Stokes, directora asociada del Programa de los Derechos de los Inmigrantes y Tráfico Humano de la Boston University School of Law, responde sin duda: Estados Unidos.

Sin rodeos, Sherman Stokes tituló su artículo de opinión para el diario de The Hill “The root cause of migration to the United States, Mr. President, is us” (La causa raíz de la migración a los Estados Unidos, Sr. presidente, somos nosotros).

Para ejemplificar su argumento, Stokes se refirió a la historia de uno de sus clientes, un joven del Salvador.

La profesora se remonta al término de la guerra civil en El Salvador que terminó en 1992, año en que su cliente tenía 2 años.

Entérate: ¿Quiénes son elegibles para la residencia permanente “Green Card”? Aquí el paso a paso

Guerra civil en El Salvador

La guerra civil en El Salvador fue altamente intervenida por Estados Unidos bajo los últimos años del Gobierno de Jimmy Carter (1977-1981), quien ayudó con la financiación de ayuda militar para la Junta Revolucionaria de Gobierno, nombre como se le conoce a tres gobiernos de facto de El Salvador, y a quien se le adjudican múltiples violaciones a los derechos humanos.

Pese a conocer los crímenes contra los derechos humanos que estaba realizando la Junta contra sus detractores, el Gobierno de Carter continuó enviando ayuda militar en 1980 con la intención de evitar que el Gobierno de El Salvador tuviera miembros de la izquierda política y se alineara al gobierno comunista de Cuba, como ya había ocurrido con Nicaragua.

En la década de los ochenta, con la llegada a la Casa Blanca de Ronald Reagan, el Gobierno de Estados Unidos inició su llamada guerra contra el comunismo en Centroamérica y Latinoamérica.

Entérate: Presionan para que inmigrantes deportados regresen a EEUU

Biden como senador durante guerra civil

Desde esos años, el entonces senador Joe Biden había criticado las acciones del Gobierno federal en Centroamérica. En una carta al presidente electo Ronald Reagan, Biden junto a otros dos senadores escribieron: “Tememos que Estados Unidos podría estar en una posición de apoyar un Gobierno que apoya el terrorismo cometido por sus propias fuerzas de seguridad”.

Pese a los llamados a vigilar las acciones del Gobierno federal, el saliente Jimmy Carter envió en enero de 1981 más ayuda militar en “apoyo al Gobierno salvadoreño en su lucha contra el terrorismo marxista”.

En esta guerra contra “el terrorismo marxista”, que siguió con la guerra civil en El Salvador hasta 1992, se estima que al menos unas 75,000 personas fueron asesinadas. De acuerdo con la Comisión de la Verdad de la ONU, el 85% de éstas fueron a manos del Gobierno apoyado por Estados Unidos.

Entérate: ¿Quiénes son elegibles para tramitar la ciudadanía estadounidense? Aquí el paso a paso

Acuerdos comerciales

Ya en años recientes, las políticas comerciales ventajosas para Estados Unidos removieron nuevamente el suelo de la región. El Acuerdo Comercial CAFTA-DR FTR (Acuerdo de Libre Comercio República Dominicana -Centroamérica – Estados Unidos) provocó que hubiera un incremento en el flujo de los productos agrícolas de Estados Unidos en la región, lo cual causó una devastación para las familias de granjeros que perdieron su trabajo y que lucharon para alimentar a sus familias.

Stokes señala que ese fue el caso de los abuelos de su cliente. Estos acuerdos comerciales son ya de los años 2000. A la edad de 16 años,en 2008, su cliente no solo padecía hambre, sino también no estaba seguro debido a las pandillas que comenzaron a hacer de la región el tránsito de narcóticos de Centroamérica para Estados Unidos.

Entérate: Soy ciudadano de EEUU, ¿cómo puedo pedir residencia permanente para mis padres? Aquí el paso a paso

Pandillas y violencia

Según Stokes, las deportaciones de Estados Unidos entre 1996 al 2002 causaron que salvadoreños miembros de pandillas como la MS-13, que se formó al sur de California para luchar contra pandillas de Estados Unidos, regresaran a su país después de que huyeran, en primer lugar, de ahí por la guerra.

Como en muchos casos de migrantes que parten en caravanas hacia Estados Unidos, el cliente de Stokes le contó que no podía salir de su casa sin que fuera acosado o amenazado por miembros de pandillas que querían reclutarlo.

La postura del Gobierno de Joe Biden sobre encontrar las causas de raíz de migración para frenarla en lugar de estrategias intimidatorias como la “cero tolerancia” de Trump que acabó en la separación de familias migrantes es correcta, pero el Gobierno federal no debería de dar rodeos y reconocerse abiertamente como la causa raíz histórica que ha provocado los flujos masivos de migrantes que se ha incrementado abrumadoramente en estos últimos meses.

Ve también:

Harris dice que EEUU puede ofrecer esperanza a latinoamericanos amenazados

Corte Suprema falla contra inmigrantes con TPS que buscan residencia

Presionan para que inmigrantes deportados regresen a EEUU

- Advertisment -

Lo Último

Conéctate

1,141,948FansMe gusta
35,296SeguidoresSeguir
1,270,000SuscriptoresSuscribirte
- Advertisment -
Azteca America