La historia detrás de la Navidad: ¿Qué tanto se sabe del nacimiento de Jesús?

Imagen ilustrativa de la representación del nacimiento de Jesús. Imagen: Pixabay

La tradición de la celebración de la Navidad, como cualquier otra festividad religiosa o ritual milenario, ha tenido en su camino histórico una gran cantidad de mezclas religiosas, entre paganas y católicas, pero algo más difuso se encuentra en el fundamento en que se basa principalmente la fiesta de la Natividad: la historia sobre el nacimiento de Jesús.

Detrás de las fiestas navideñas, de sus villancicos, pastorelas, intercambio de regalos, compras apresuradas en las tiendas departamentales de las ciudades en la última semana de Navidad, el hecho histórico del nacimiento de Jesús está ausente de cualquier evidencia concreta.

Los Evangelios

La historia del nacimiento de Jesús proviene de los evangelistas del Nuevo Testamento, pero sólo de dos de los cuatro, de Mateo y Lucas, quienes, además, cuentan relatos un tanto distintos. De hecho, lo único en que concuerdan es que Jesús nació en Belén y que fue parido por una mujer llamada María que era virgen.

Mateo habla de la aparición de un ángel a José; cuenta sobre la búsqueda de los Reyes Magos de Oriente de la estrella de Belén y sobre la masacre de Herodes de los niños; por su parte, Lucas no cuenta nada sobre estos episodios; sin embargo, sí cuenta sobre el viaje de José y María a Belén para contarse en el censo romano, y posteriormente que Jesús fue parido en un pesebre.

Historiadores han catalogados estos evangelios como relatos sobre testigos que narran un evento, en el que se concuerda únicamente en los temas fundamentales: el nacimiento en Belén de Jesús y ser hijo de una mujer llamada María que lo concibió por obra de Dios.

No es sorprendente que las historias de Mateo y Lucas concuerden, pues fueron escritas alrededor de 70 años después del nacimiento de Jesús, por lo que sus fuentes no se puede decir que hayan sido de testigos oculares, sino más bien de relatos que iban de voz en voz.

Antes y después de Cristo

Otro problema que resulta de la historia del nacimiento de Jesús, y su consecuente importancia en la división de los años en «antes de Cristo» y «después de Cristo», es fijar en qué año ocurrió el evento de la Natividad en realidad, ya ni hablar de la fecha exacta, pues el 25 de diciembre es sólo una fecha simbólica para celebrarla.

El responsable de dividir los años en antes de Cristo, y el primer año como el nacimiento de Jesús fue Dionisio El Humilde, quien lo declaró en lo que sería el año 600 después de Cristo. A esta nueva era la llamó Annus Domine, que en latín significa Año del Señor, y que, consecuentemente, correspondió el nacimiento de Jesús en el Primer Año del Señor, o bien, 1 AD o 1 después de Cristo.

Sin embargo, esta fecha no es aceptada como tal, pues según registros históricos que provienen, por ejemplo, del censo romano del que habla Lucas, el nacimiento de Jesús rondaría por el año 6 d. C.

La estrella de Belén

Otro indicio para calcular en qué año nació en verdad, o bien, con evidencia física, es la supuesta estrella de Belén, el fenómeno astronómico que utilizaron los reyes magos para llegar al pesebre de Jesús.

Como es de esperarse, este fenómeno también es muy difícil de calcular. El astrónomo alemán Johannes Kepler calculó que en el año 5 d.C. hubo una sincronía de Júpiter y Saturno, lo que podría ser la estrella de Belén de los reyes magos. Lo cual también revela que el 1AD no sería el nacimiento de Jesús.

Otras investigaciones astronómicas han resaltado, pero los historiadores han dicho que el fenómeno astronómico podría ser local, por lo que sería muy difícil saber cuál de éstos es.

La historia de la Natividad tiene varios supuestos hechos que no concuerdan entre sí desde la perspectiva histórica. Sin embargo, la tradición navideña realmente no busca afianzarse en una verdad histórica como tal, sino en una mezcla de fe e historia como el motor que da continuidad a la tradición que ha prevalecido por cientos de años.

Te interesaría:

¡Toma nota!: Los mejores rituales para recibir el Año Nuevo

Cinco datos curiosos sobre la Navidad

Los mejores platillos para una Navidad vegana ¡y latina!

- Advertisement -