jueves, junio 30, 2022

Título 42, ¿para evitar COVID-19 o sólo para expulsar a solicitantes de asilo?

El Gobierno del presidente Joe Biden se prepara para dar por terminada la norma sanitaria Título 42 impuesta por el expresidente Donald Trump desde el inicio de la pandemia de COVID-19, decretada con la intención de evitar la propagación del nuevo coronavirus.

La Administración de Biden prometió que revocará la política avalada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) el próximo 23 de mayo, pero legisladores tanto republicanos como demócratas han criticado la decisión de la rama ejecutiva de anular el Título 42, argumentando que su eliminación provocará un aumento en el flujo de inmigrantes en la frontera con México.

Por su parte, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ha intentado calmar a los legisladores y gobernadores, afirmando que están preparados para procesar incluso 18,000 cruces fronterizos diarios.

Título 42, ¿contra COVID-19?

Con las elecciones primarias llevándose a cabo en distintos estados, el tema migratorio está nuevamente sobre la mesa, y más cuando los cruces fronterizos continúan en aumento.

Dada la situación en la frontera, la cual ha sido descrita como crisis por varios años desde la presidencia de Trump, legisladores y gobernadores de estados fronterizos han criticado la anulación del Título 42. Y es ahí el problema, ya que los congresistas piden mantener el Título 42 por problemas migratorios, en lugar que la razón de conservarla sea para evitar la propagación del COVID-19, que fue la causa inicial de que fuera aprobada.

Desde que fue impuesta la norma sanitaria, expertos criticaron su efectividad contra el COVID-19, y más bien fue juzgada como si se tratara más bien de una política enmascarada de xenofobia que ayudaba a la retórica trumpista contra la inmigración.

Expertos en salud pública han exigido al Gobierno de Biden ha no posponer más la anulación del Título 42, argumentando que desde su imposición nunca hubo evidencia ni justificación para las expulsiones expeditas de solicitantes de asilo y migrantes en base al COVID-19, y que lo provocó, más bien, fue una crisis mayor de salud y derechos humanos en la frontera.

Ahora, el aumento de casos de COVID-19 en Estados Unidos en las últimas semanas podría ser utilizado nuevamente para argumentar, erróneamente, la «necesidad» de mantener el Título 42.

Título 42 y la inmigración

El Título 42 sirvió a Trump para mantener su promesa de no permitir más inmigrantes en la frontera, lo cual le dio cierta veracidad a su retórica. Este mismo discurso es aprovechado por los nuevos legisladores apoyados por Trump, como J. D. Vance, cuyos anuncios electorales fueron criticados de racistas. Vance acaba de ganar la primaria republicana en Ohio.

No hay una cifra o estadística que compruebe la efectividad del Título 42 para evitar la propagación del COVID-19. Lo que sí hay son cifras de los miles y miles de solicitantes de asilo, refugiados y migrantes que fueron expulsados de manera expedita sin derecho a un proceso legal, tal como lo obliga la ley internacional.

De acuerdo con cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), desde marzo del 2020, cuando fue impuesta la norma, hasta febrero del 2022, el Gobierno de Estados Unidos expulsó a 1.7 millones de solicitantes de asilo y migrantes. Como resultado, éstos fueron víctimas de múltiples tipos de violencia, como abuso sexual, tráfico sexual, violaciones, secuestros, tortura, entre otros.

Más Noticias

- Advertisment -

Conéctate

1,141,948FansMe gusta
35,199SeguidoresSeguir
1,270,000SuscriptoresSuscribirte
- Advertisment -