lunes, septiembre 26, 2022

Kentucky: Prevén más tormentas en zona devastada por inundaciones

El Servicio Meteorológico Nacional extendió una alerta de inundaciones hasta el domingo por la noche para las áreas del este de Kentucky asoladas por aguas crecidas hace más de una semana, y dijo que hay una amenaza de tormentas eléctricas en la región para gran parte de la próxima semana.

Hay una “amenaza persistente de tormentas” hasta el jueves que podría generar fuertes lluvias y causar inundaciones repentinas, “especialmente si varias tormentas pasan por la misma zona”, señaló el servicio meteorológico en Jackson.

El pronóstico incluye el lunes, cuando el presidente Joe Biden y la primera dama Jill Biden tienen previsto reunirse con el gobernador de Kentucky, Andy Beshear, y su esposa Britainy en un Centro Estatal de Recuperación de Desastres de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) en el este de Kentucky con el fin de evaluar los daños y reunirse con los afectados.

No te pierdas: Lluvias marcan récord en Valle de la Muerte, turistas quedaron atrapados

Tormentas y catástrofe en Kentucky

Mientras tanto, el gobierno federal prometió el sábado más ayuda para el este de Kentucky, devastado por las inundaciones. Biden autorizó un aumento del nivel de financiación federal para las labores de emergencia y la FEMA añadió cinco condados a los que pueden recibir asistencia individual, para un total de 12.

“Esta es una buena noticia y será una gran ayuda”, comentó Beshear en un tuit el domingo después de visitar la víspera a algunos residentes desplazados que se alojan en parques estatales desde las catastróficas inundaciones.

“Estos habitantes de Kentucky han pasado por lo inimaginable. Mi prioridad es estar ahí para ellos”, dijo.

Al menos 37 personas perdieron la vida en las inundaciones después de que cayeran entre 20 y 27 centímetros de lluvia (8 a 10.5 pulgadas) en sólo 48 horas en la región montañosa de los Apalaches. Las inundaciones también afectaron zonas en Virginia y Virginia Occidental, al otro lado de la frontera con Kentucky.

El Servicio Meteorológico Nacional indicó que las estimaciones de lluvia basadas en el radar dejan entrever que cayeron entre 20 y 27 centímetros (14 y 16 pulgadas) de lluvia del 26 al 29 de julio, totales que “históricamente no se habían visto”.

Más de 1,300 personas fueron rescatadas en los días posteriores a la tormenta mientras los socorristas buscaban en botes y peinaban las riberas de arroyos obstruidas por escombros. Los equipos de trabajo seguían intentando restablecer las conexiones de electricidad y agua, y los residentes intentaban reparar sus hogares.

Los cortes de electricidad se redujeron a 300 el domingo, tuiteó Beshear. El número de víctimas mortales ascendía a 37, pero la policía estatal de Kentucky informó que al menos dos personas seguían desaparecidas.

“La devastación es enorme. Estaremos ahí para nuestros vecinos del este de Kentucky en las semanas, meses y años venideros”, dijo Beshear.

- Advertisment -

Conéctate

1,141,948FansMe gusta
35,204SeguidoresSeguir
1,270,000SuscriptoresSuscribirte
- Advertisment -