Inicio Noticias Crimen y Violencia Jeffrey Dahmer y los asesinos seriales más brutales de la historia

Jeffrey Dahmer y los asesinos seriales más brutales de la historia

0
Jeffrey Dahmer y los asesinos seriales más brutales de la historia
Dec 17, 1991; Milwaukee, WI, USA; Suspected serial killer Jeffrey L. Dahmer listens in court Thursday as he is charged in three more slayings. Jeffrey Dahmer confesses to killing and dismembering 17 men and boys since 1978, including 11 whose remains are found in his Milwaukee apartment. Mandatory Credit: Allan Y. Scott/Milwaukee Journal Sentinel via USA TODAY NETWORK/Sipa USA

Hablar de asesinos seriales es cada vez más común en la historia de la humanidad, pero ¿alguna vez te has preguntado con cuántos de ellos te has topado y ni cuenta te has dado?

El término “asesino en serie” comenzó a utilizarse en el año de 1981, luego del descubrimiento de los crímenes de Wayne Williams, sin embargo, los desequilibrios mentales que han llevado a estas personas a cometer sus atroces crímenes, se han encontrado presentes en la humanidad desde el inicio de la historia.

No te pierdas: La Vampira de Barcelona, una asesina ¡Al Extremo!

Asesinos seriales: Los peores

Es por eso que hoy hemos hecho un listado con todos y cada uno de los asesinos que han sido considerados como los más crueles y brutales de la historia, y te invitamos a que les eches un ojo.

¡Te pondrá los pelos de punta!

Andrei Chikatilo “El destripador Rojo”

Se trata del mayor asesino serial en la historia de la Unión Soviética.

Nació en 1936 y fue conocido por cometer asaltos sexuales, asesinatos y mutilaciones a mujeres y niños entre 1978 y 1990. Confesó al menos 56 de los homicidios y en abril de 1992 fue juzgado por 53 de ellos. Tras ser condenado y sentenciado por 52 muertes, fue ejecutado en 1994.

Su trayectoria como criminal comenzaría con el secuestro de una niña de nueve años en 1978 a la que convenció para ir a una cabaña a las afueras de la ciudad. Al llegar e intentar desvestirla le hizo un arañazo y el ver brotar la sangre le causó una erección. Ahí comenzaría todo. A partir de ese momento todos sus asesinatos estuvieron marcados por la búsqueda del orgasmo a través de las puñaladas, mutilaciones, mordiscos y gritos de terror.

Llevó a cabo el canibalismo y en muchas ocasiones aullaba de placer al arrancar los ojos o pezones de sus víctimas. Era experto en extirpar los úteros de las niñas y los testículos de los niños que se guardaba a modo de trofeo tras eyacular sobre sus cadáveres.

Jeffrey Dahmer “El carnicero de Milwaukee”

Jeffrey Lionel Dahmer nació en Milwauke en 1960, y es considerado uno de los asesinos seriales más prolíficos con un total de 17 casos comprobados entre los años de 1987 y 1991, aunque su primer asesinato lo cometió en 1978.

Dahmer era homosexual, sintiéndose más atraído por los jóvenes afroamericanos o hispanos, llegando quitarle la vida incluso a menores de edad.

Este asesino no sólo se caracterizó por matar a sus víctimas, sino que llegó a descuartizar, cometer necrofilia, canibalismo y por último llegó a usar un enorme contenedor lleno de ácido para disolver los cuerpos, mismos que tenía en su habitación al lado de la cama.

Dec 17, 1991; Milwaukee, WI, USA; Suspected serial killer Jeffrey L. Dahmer listens in court Thursday as he is charged in three more slayings. Jeffrey Dahmer confesses to killing and dismembering 17 men and boys since 1978, including 11 whose remains are found in his Milwaukee apartment. Mandatory Credit: Allan Y. Scott/Milwaukee Journal Sentinel via USA TODAY NETWORK/Sipa USA

Ed Gein

Denominado como “El carnicero de Plainfeld”, Gein nació en 1906, en Wisconsin y ha inspirado películas y grandes novelas.

Tras una infancia complicada, Gein se convirtió en un hombre de interés para la policía luego de la misteriosa desaparición de una mujer, lo que llevó a los agentes a registrar su domicilio.

Cuando estos llegaron encontraron hallazgos terroríficos de todo tipo que habían permanecido escondidos durante mucho tiempo. Entre ellos estacaba principalmente el cuerpo de la desaparecida desnudo, colgado de los tobillos, decapitado, abierto en canal y vacío de vísceras. Con el tiempo y las propias declaraciones del asesino se descubrió que abría tumbas de mujeres ya fallecidas y en su casa curtía sus pieles para hacer objetos como abrigos o lámparas e incluso cinturones con sus pezones. De la misma forma usaba los cráneos de sus víctimas como tazas y las vulvas las guardaba en cajas.

Fue declarado enfermo mental.

Gary Ridgway

El mayor asesino serial en la historia de Estados Unidos. Fue condenado por 49 asesinatos, siendo mujeres la mayoría de sus víctimas.

Se le conocía por el apodo del Asesino de Green River porque acostumbraba a estrangular a las chicas antes de arrojarlas al río Green, al menos las primeras cinco víctimas. Además, sus asesinatos incluían un componente claramente sexual, ya que, tras arrojarlas al río o a zonas boscosas, volvía a a la misma zona para violar el cuerpo y volverlo a abandonar. Solía estrangular a las mujeres bien con las manos o usando cuerdas, cordones o cables. Fue detenido a principios del siglo XXI y aunque fue condenado a cadena perpetua sin opción a condicional, evitó la pena de muerte.

Dorothea Puente

Nacida en 1929 en California, Dorothea fue detenida en varias ocasiones por fraude de tesorería y por poseer y administrar un burdel.

Pero sus peores crímenes comenzaron en 1982, cuando siendo dueña de una casa de huéspedes mató de sobredosis a una de sus amigas y socia de negocios y después justificó como suicidio por depresión de la misma ante las autoridades. Poco después un jubilado de la pensión llamó a la policía y acusó a Dorothea de drogarle y robarle. Más tarde mató a su nuevo novio y pidió a un amigo que le ayudase a transportar una caja llena de libros a su nuevo hogar. Sin embargo, esta en mitad del trayecto le pidió que se detuviera y volcó el contenido en la orilla de un vertedero alegando que se trataba tan solo de basura. Durante los meses siguientes la asesina fue guardándose las pensiones de la víctima mientras decía a su familia que se encontraba enfermo. Así es como durante años y manteniéndose a cargo de un hostal la criminal fue engañando, robando y asesinando a sus huéspedes más indefensos. Su especialidad eran los ancianos, personas discapacitadas y exdrogadictos. Su modus operandi consistía en dormir a sus víctimas con pastillas, asfixiarles y contratar a otras personas para enterrarlos en el jardín de su hostal. Esto llevó a denominar ese lugar como ‘La casa de los horrores’.

Isabel Bathory “Condesa Sangrienta”

La condesa perteneció a la aristocracia en Hungría y ha pasado a la historia por tratarse de la mujer que más asesinatos ha cometido en la historia de la humanidad. Son 650 las muertes que carga a sus espaldas, todos ellos, crímenes motivados por su obsesión con la belleza.

Su vida como asesina comenzaría a los 44 años, cuando conmovida y asustada por el paso del tiempo, obsesionada con su aspecto físico y observándose cada vez más cercana a la ancianidad se dejó llevar por sus impulsos más oscuros cometiendo horribles asesinatos.

Un día cualquiera una de sus doncellas la peinaba y sin querer le dio un tirón de pelo, a lo que esta respondió con un bofetón que hizo sangrar la nariz de su criada. Al sentir que la zona de su rostro donde había salpicado la sangre de esta se veía más lozana empezó a relacionar la sangre con su juventud. Rápidamente en un ataque de locura ordenó a su mayordomo ayudarla a degollar a la chica y llenar un barreño con su sangre, donde ella pocos minutos después decidió bañarse.

Fue así como la «Condesa Sangrienta» hizo de esta práctica algo habitual, y mientras sus agentes la proveían de muchachas de entre 9 y 16 años, ella siguió cometiendo sus rituales sangrientos.

John Wayne Gacy

Uno de los asesinos más escalofriantes también fue John Wayne Gacy o, como se le conoció coloquialmente, el “payaso asesino”.

Tras pasar tiempo en prisión luego de cometer un asalto, comenzó a redimirse con trabajos comunitarios y voluntariados en el Club Moose, donde era costumbre que algunos miembros se vistiesen de payaso para animar las fiestas.

Así comenzó el mito de Pogo el Payaso, el disfraz que utilizaba Gacy y con el que violó, torturó y asesinó hasta 33 menores, 26 de los cuales enterró en su propia casa. Todos ellos en un plazo de 6 años. Fue sentenciado a pena de muerte, ejecutada después de 14 años en el corredor de la muerte.

Ted Bundy

¿Quién no conoce la historia de Bundy?, éste es, sin duda, el asesino serial más famoso en la historia de los Estados Unidos.

Theodore Robert Cowell Bundy cometió la mayoría de sus asesinatos en un corto período de tiempo (entre 1974 y 1978), al menos los 30 crímenes que él mismo reconoció cuando ingresó en prisión; sin embargo, no se conoce el número de mujeres que asesinó a lo largo de su vida.

El asesino desarrolló un desprecio hacia las mujeres, de las que aseguró que “sólo veía como objetos, cosas que eliminar”. El último de sus crímenes lo cometió al escapar de prisión y secuestrar a una niña de 12 años a la que degolló mientras la violaba. El atractivo de Bundy le permitía ejercer de seductor y así atraer a sus víctimas.

Richard Cottingham “Destripador de Times Square”

Richard Francis Cottingham, asesino en serie de Nueva York entre el 1967 y 1980, también conocido como el «asesino del torso», se encuentra encarcelado en la actualidad en la prisión de Nueva Jersey.

Su carrera como homicida comenzó con la muerte por estrangulamiento de una mujer, madre de dos hijos que encontraron en un automóvil completamente desnuda. Más adelante fueron descubiertos más asesinatos a prostitutas, a las cuales les terminaba cortando las manos y la cabeza, partes de sus cuerpos que nunca se llegaron a encontrar.

El criminal, que había usado el mismo hotel para llevar a cabo sus asesinatos en diferentes ocasiones fue descubierto en su propio escenario del crimen. En este caso, los gritos de terror fueron tan brutales que el personal del hotel llamó a la policía, que detuvo a Cottingham mientras este portaba una navaja, pistolas, un mordaza y píldoras.  

A pesar de que ha sido condenado a cadena perpetua por 9 asesinatos confirmados, el criminal reclama haber realizado de 85 a 100 homicidios.

Wayne Williams “El asesino de niños de Atlanta”

Un asesino serial más que se encuentra actualmente encerrado en la prisión de Atlanta cumpliendo cadena perpetua. Nació en 1958 y responsable de al menos 30 infanticidios, pero no ha sido juzgado por ninguno de estos crímenes a niños.

A pesar de no haber asumido a culpabilidad de los infanticidios, el polígrafo realizado por las autoridades y diferentes pruebas han clarificado y señalado la absoluta responsabilidad de este criminal. Son muchos los casos que se fueron destapando en Atlanta entre 1979 y 1981 de crímenes a menores en los cuales se llevaba a cabo la técnica de estrangulamiento, forcejeo y posterior muerte y hundimiento en el río.