Inicio Noticias Inmigración Familia de mexicano asesinado en Texas busca respuestas tras liberación de presuntos culpables

Familia de mexicano asesinado en Texas busca respuestas tras liberación de presuntos culpables

0
Familia de mexicano asesinado en Texas busca respuestas tras liberación de presuntos culpables
Esta fotografía facilitada por la Oficina del Sheriff de El Paso, Texas, muestra a Michael Sheppard, uno de dos hermanos que según las autoridades disparó contra un grupo de migrantes que tomaba agua cerca de la frontera con México, el martes 27 de septiembre de 2022. (Oficina del Sherif del Condado El Paso vía AP)

La familia de un migrante que según las autoridades murió en Texas tras ser baleado por dos hermanos —uno de ellos exdirector de un centro de detención con un historial de denuncias de abusos— ha exigido esta semana más información, luego de que ambos indiciados fueron puestos en libertad.

Jesús Iván Sepúlveda, de 22 años, originario de Durango, México, fue identificado por miembros de su familia como la persona que murió en el ataque a tiros en el condado Hudspeth en el que también una mujer resultó herida de bala. La mujer continuaba hospitalizada el miércoles en condición estable, dijo el consulado mexicano en un comunicado.

Sepúlveda intentaba llegar a Austin, la capital de Texas, para reunirse con su familia y dos hijos _uno de 6 meses y otro de 3 años_, y tenía la esperanza de ganar suficiente dinero a fin de construir una casa para su familia en México, dijeron sus familiares.

Víctimas formaban parte de migrantes

El Departamento de Seguridad Pública de Texas dijo que las víctimas formaban parte de un grupo de migrantes que tomaban agua en un embalse cerca de un camino cuando se orilló una camioneta con dos hombres dentro. Los migrantes buscaron esconderse para que no los vieran pero salieron cuando la camioneta se echó de reversa, según documentos judiciales.

Testigos dijeron a las autoridades que uno de los hombres de la camioneta les gritó palabras peyorativas y aceleró el motor. Después el conductor bajó y disparó dos veces contra el grupo.

Michael Sheppard, exdirector del Centro de Detención del Oeste de Texas —de propiedad privada y donde se recluye a migrantes_, y su hermano Mark Sheppard, ambos de 60 años, fueron arrestados y acusados de homicidio debido al tiroteo. Ambos fueron dejados en libertad esta semana tras pagar una fianza de 250.000 dólares cada uno, de acuerdo con la Oficina del Sheriff del condado Hudspeth.

Un correo de voz dejado el miércoles a un número de Mark Sheppard no fue respondido de momento. No había un medio de contacto disponible para Michael Sheppard y se desconocía si alguno tenía abogado.

Un portavoz de la firma LaSalle Corrections, con sede en Luisiana, la cual administra el centro de detención, dijo la semana pasada a la AP en un correo electrónico que Michael Sheppard fue despedido como director “debido a un incidente fuera de servicio ajeno a su empleo”.

Violación de Derechos Humanos

El consulado mexicano dijo que examina con abogados locales la posibilidad de concretar un caso de violación a los derechos humanos. Asimismo se ha avisado sobre el ataque a tiros a la Liga Antidifamación.

El representante federal demócrata Lloyd Doggett dijo que Michael Sheppard fue director del centro de detención durante el periodo examinado en un reporte de 2018 elaborado por las clínicas de derecho migratorio de la Universidad de Texas y la Universidad de Texas A&M, así como por el grupo defensor de los inmigrantes RAICES. El informe incluye numerosas denuncias de maltrato físico y verbal contra migrantes africanos en la instalación.

La información facilitada por la oficina de Doggett muestra que la página web de LaSalle Corrections presentaba a Sheppard como un empleado en la instalación del oeste de Texas desde 2015.

Más incidentes

Según el informe, el director “estuvo implicado en tres de las denuncias de los detenidos sobre amenazas verbales, así como en incidentes de agresión física. El informe no identificó por su nombre al director.

En otro incidente, un mexicano detenido murió tras ser baleado el martes en la estación de la Patrulla Fronteriza de Ysleta en El Paso, dijo la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza en un comunicado. El hombre fue llevado a un hospital, donde los médicos certificaron que había fallecido, dijo el FBI.

La Patrulla Fronteriza dijo que sus agentes estuvieron implicados, pero no dio detalles sobre qué había precedido al incidente. El consulado mexicano en El Paso dijo que el fallecido era un mexicano al que procesaban en la estación cuando le descubrieron cargos penales. El FBI encabeza la investigación de los hechos.

Más Noticias